sigue el piquete contra el intendente de Bañado de Ovanta

Municipio santiagueño le cobra a Guaraz una tasa por el paso de dádivas

Los vecinos aseguran que por día envió unos 40 camiones con arena y materiales para apoyar a un candidato.
jueves, 02 de agosto de 2018 · 04:05

El conflicto de la campaña electoral santiagueña que tiene a Elpidio Guaraz como principal protagonista sigue creciendo y ahora el intendente de Bañado de Ovanta deberá pagar una tasa al municipio santiagueño de San Pedro de Guasayán para que puedan ingresar los camiones que trasladan dádivas.


Al piquete realizado por un grupo de seguidores del intendente de San Pedro de Guasayán, José Roberto Nour, que reclamaban por la llegada de camiones del municipio de Bañado de Ovanta, cargados de arena, cemento y otros materiales de construcción, destinados a apoyar la campaña de su opositor, Guido Sotelo, se sumaron los seguidores de este último, a quien el intendente catamarqueño brinda su total respaldo.


El piquete se instaló en el paso a nivel que divide a las provincias de Catamarca y Santiago del Estero, obstruyendo la circulación de las rutas 30 y 157 durante casi toda la jornada del martes y continuó incluso hasta ayer.


La protesta se inició por la invasión catamarqueña en medio de la campaña electoral que enfrentará en septiembre a Nour, que va por la reelección, y a Sotelo; pero ayer tuvo un desenlace sorpresivo. El municipio de San Pedro instaló una cabina de cobro de una tasa municipal a todos los camiones de Guaraz que trasladaban dádivas. El impuesto ocasionó que varios vehículos se tuvieran que quedar en el cruce limítrofe sin poder cumplir su cometido.


Según denunciaron los habitantes de esa localidad, entre lunes y martes ingresaron alrededor de 40 camiones por día cargados con materiales para la construcción, mientras que otros tantos no pudieron llegar a destino, primero por la protesta y luego por el cobro del impuesto.


El propio Guaraz llegó hasta el lugar del piquete y lo hizo junto a Sotelo, quien de acuerdo con videos a los que tuvo acceso El Ancasti, el candidato ordenaba a sus dirigentes mantener el corte.


A los manifestantes santiagueños se sumaron incluso dirigentes de Guaraz, quienes permanecen en el lugar desde el martes, cuando se inició la protesta.


Desde ayer también un grupo de policías custodia la presencia de los manifestantes a efectos de evitar más disturbios. Sin embargo, no se dio ninguna orden de desalojo, ni de Catamarca, ni de Santiago del Estero.


En suelo catamarqueño también crece el malestar; por un lado porque se estaría obligando a contratados del municipio de Bañado de Ovanta a formar parte del piquete; por otro, por la entrega de material en otra provincia desatendiendo las necesidades de su población.


El propio intendente publicó en su cuenta de facebook una crítica al accionar de su par santiagueño, a quien cuestionó por impedir el paso de los camiones "destinados a la asistencia de gente humilde", según indicó, calificándolo además de tener una insensibilidad extrema. 


En esa misma red social Guaraz felicita a Sotelo, por varios eventos realizados en los últimos días.

Otras Noticias