miércoles 19 de junio de 2024
Otra vez oficialistas y opositores terminaron enfrentados por la sucesión de Antonio Córdoba

Ancasti: fracasó la reunión con el Gobierno y se agrava el conflicto

El encuentro duró alrededor de 40 minutos. Pero no se pudo clarificar la situación institucional.

Por Redacción El Ancasti
La reunión que encabezó el ministro de Gobierno y Justicia, Gustavo Saadi, por la sucesión provisoria del intendente fallecido de Ancasti, Antonio Córdoba, terminó en medio de una nueva discusión entre oficialistas y opositores. 

En concreto, no se definió la fecha de la sesión especial y ni siquiera quedó clara la situación en la que se encuentra la jefatura municipal. Es que para el Gobierno correspondería que el concejal Roberto Arroyo (FV) quede a cargo de la intendencia para dar continuidad a la gestión del signo político que ganó el Municipio en 2015. Y la oposición considera que Rodolfo Santillán (FCS-Cambiemos), con el voto afirmativo de la edil Flavia Montani (FCS-Cambiemos), debería ocupar la jefatura municipal hasta que resulte electo el nuevo intendente.  

De hecho, el oficialismo planteó que Santillán se encuentra a cargo de la intendencia, por lo que solo deberían sesionar los concejales Arroyo y Montani. Y como Arroyo estaría al frente del Concejo Deliberante (CD), con la facultad del voto doble, pasaría a convertirse automáticamente en el intendente de la transición. 

Pero el FCS-Cambiemos entiende que Santillán solo estaba a cargo a través del acta que firmaron el sábado, hasta la reunión de ayer, por lo que seguía siendo el presidente del CD con voz y voto. Tras 40 minutos de reunión, el encuentro terminó en medio de un clima tenso, donde tampoco pudo definirse una fecha de elecciones.               

En conferencia de prensa, el ministro Saadi lamentó que no se haya llegado a un acuerdo y descartó que se promueva la "intervención del Municipio". Dijo que los concejales deberán resolver el conflicto, pero que el Gobierno está "dispuesto" a seguir dialogando.

Santillán

"Me están amenazando con golpizas y molestan a mi familia. Ya no doy más", aseguró Santillán a El Ancasti. Señaló que el acta que se firmó el sábado fue para descomprimir el conflicto de ese día. Consideró que el CD debe funcionar con todos los ediles. Y comentó que no pudo hacerse cargo de la intendencia porque no lo dejan trabajar los funcionarios de Córdoba.  
Seguí leyendo

Te Puede Interesar