domingo 27 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Disparó contra la legislatura provincial

Enrique Lilljedhal: "Yo trabajo once meses al año"

El procurador de la Corte dijo que podría cuestionarles muchas cosas a los legisladores, pero no lo hace.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
El procurador general de la Corte, Enrique Lilljedhal, le planteó a El Ancasti que tiene "muchas cosas y preguntas que hacer a los legisladores", que piden mejor accionar del Poder Judicial. También los criticó por el tiempo de trabajo: "Tengo la conciencia tranquila, yo trabajo once meses al año", disparó. Además, coincidió con el ministro de la Corte de Justicia, José Cáceres, quien había dicho que "los legisladores tienen todas las herramientas para destituir a alguien".

"Prefiero no opinar sobre los dichos y algunos pedidos de informes. Yo tendría muchas cosas y muchas preguntas para hacerle al poder Legislativo, pero no lo hago", expresó Lilljedhal en relación con los recientes pedidos de informes y el planteo que realizó el Senado al decir que la Justicia "es una puerta giratoria" para algunos delincuentes.

"Yo tengo la conciencia tranquila. Trabajo once meses al año y atiendo 300 causas", ironizó el procurador, en alusión a la labor de los legisladores, que tienen la obligación de trabajar durante siete meses (de mayo a noviembre, con la posibilidad de llamar a sesiones extraordinarias en diciembre).

En ese sentido, coincidió con el ministro, José Cáceres, quien dijo que la solución es determinar quién no está cumpliendo e iniciar un juicio político a quien correspondiera. "Ellos tienen todas las herramientas para destituir a quien quieran", dijo Lilljedhal.

Las declaraciones fueron tras una reunión mantenida junto a la fiscal general, María Milagros Vega; el secretario de Seguridad, Juan Pablo Morales; y el jefe de Policía Julio Gutiérrez. La semana pasada los senadores del FV tildaron a la Justicia de "puerta giratoria para los delincuentes que entran y salen sin una resolución penal".

Cambios en las fiscalías

El procurador expresó que "no se hace de un día para el otro" la reorganización del sistema de fiscalías, que anunció al comprobar que el sistema que se implementó en 2011 burocratizó el servicio de Justicia. "Tengo informes de todo, vamos a generar un núcleo de personas que trabajen en el ministerio público en un plazo que no va a exceder los diez días, y se fijará el nuevo sistema de unidades fiscales. No tenemos presupuesto propio, la informatización que tenemos no es la que nos gustaría. Si tuviéramos más fiscales las cosas andarían un poco mejor", expresó.

Reunión con el municipio

Lilljedhal planteó que en los próximos 30 días se reunirán con funcionarios municipales para firmar el convenio para instalar defensorías en otros puntos de la Capital. "Éste fue un planteo que hicimos en los gobiernos de Oscar Castillo y Eduardo Brizuela Moral, pero nunca se dio por falta de espacio. El intendente Jalil nos dijo que sí nos daría un lugar. Se contactarán cuando tengan localizados los espacios", dijo.
 
Sobre la entradera bancaria
 
El Procurador valoró el operativo policial con el que detuvieron a tres implicados en el robo al propietario del Rapipago y evitó hacer un juicio de valor sobre lo actuado por el fiscal Víctor Figueroa, aunque planteó que él hubiera dado competencia al juez de garantías.

"La decisión (de liberar a los detenidos) la tomó porque le faltaban dos pruebas básicas y con lo que tenia no le alcanzaba", explicó Lilljedhal, aunque aseguró que tiene que reunirse con el fiscal para conocer cuál es la razón que tuvo para proceder al posterior pedido de arresto de uno de los involucrados.

Al ser consultado respecto a cómo podría haberse evitado la situación engorrosa, opinó: "Quizás se pudo haber girado al juez de garantías para que determine si lo que había era bastante para dejarlos presos o darles la libertad, sin que se afecten las garantías de los sospechosos".
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Dolor. Joel Tapia militaba en la UCR junto a su hermano. 

Te Puede Interesar