viernes 2 de diciembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
por el impacto de la inflación y del impuesto a las ganancias

Estiman que el poder adquisitivo del salario caerá entre un 7 y 12%

Se estima que el incremento promedio del 30% a los sueldos será insuficiente para cubrir la inflación que llegaría al 40%, al cierre del año.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti
Un informe elaborado por el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (IARAF) analiza cuánto podría caer el poder adquisitivo del salario entre 2013 y 2014 por el factor inflación y por el impuesto a las ganancias. En este sentido, concluye que por la inflación podría caer un 7 % y por el impuesto a las ganancias, sino se producen modificaciones en los mínimos, puede ir desde el 9 % hasta el 12%, según el sueldo del trabajador. 
En primer lugar, suponiendo que el año cierra con un escenario de inflación anual cercana al 40% y que los salarios aumentan en promedio un 30%, en este caso, la pérdida del poder adquisitivo del salario sería cercano al 7%. 
Pero analiza también la incidencia para los trabajadores que perciben más de $ 16 mil y que son alcanzados por el impuesto a las ganancias. Como se sabe, durante este año, hasta la fecha, no se han actualizado mínimos, deducciones ni tramos de las escalas de alícuotas por las que se cobra el impuesto a las ganancias. "Si en lo que resta del año no se hace ninguna actualización de alguno de los parámetros del impuesto, se tendrá un aumento de la incidencia del impuesto dentro del salario neto. Es decir, que se sumaría este efecto de pérdida salarial al ocasionado por la inflación". 
A modo de referencia, se calcula la incidencia del impuesto a las ganancias para 5 casos de ingresos, entre los años 2013 y 2014. Se considera en todos los casos el ejemplo de un empleado casado con dos hijos, cuyo cónyugue no percibe ingresos. 
Así, por ejemplo, la incidencia del impuesto a las ganancias en el salario neto del trabajador fue del 3,9% en 2013 y se incrementó al 6,5% este año. 
Para el caso de una persona que gana $ 18 mil fue del 6,1% (2013) y subió al 8, 9% este año. Para un trabajador con ingresos por $ 20 mil fue del 8,2% el año pasado y se incrementó al 11,2%,  así sucesivamente. 
Finalmente, se reestima la pérdida en el poder adquisitivo luego del pago del impuesto a las ganancias. Se aprecia así que la caída en el salario real luego de afrontar dicho tributo se ubicaría entre un 9, 6% y un 12% según el caso. 
Al descomponer la pérdida del poder adquisitivo, se obtiene que, por ejemplo, en el caso de un asalariado con sueldo mensual bruto de $ 16 mil, la pérdida del poder adquisitivo luego del pago del impuesto a las ganancias sería del -9, 6% atribuible a la inflación y a la incidencia del impuesto a las ganancias. En el caso de un trabajador de $ 20 mil sería del - 10,2%, para el que percibe $ 22 mil sería del -10,5%  y para el de $ 25 mil caería al -12,1%
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Empleados judiciales reclamaron aumentos y repudiaron recortes al presupuesto 2023 de la Corte. 

Te Puede Interesar