sábado 28 de enero de 2023

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
hubo acusaciones cruzadas por las paso

Otro papelón en Diputados que terminó con dos "sesiones"

El Frente para la Victoria pretendió realizar una sesión en minoría porque no bajaban sus pares de los bloques opositores. Minutos después comenzaron otra sesión.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Por Redacción El Ancasti

La Cámara de Diputados protagonizó ayer otro escándalo y se profundizan las diferencias entre la alianza radical barrionuevista y el bloque del FV, a tal extremo que "sesionaron" por separado.

El conflicto fue una consecuencia del reclamo que habían iniciado los taquígrafos que se oponían a la designación de Pablo Gaffet como director del área. El martes, a última hora, el FCS había retirado la postulación del dirigente renovador y en su lugar se propuso a Esther Barrionuevo, empleada legislativa y taquígrafa. Sin embargo, enterados de la noticia, los agentes no quedaron conformes porque aseguran que pertenece al F3P y por lo tanto seguía siendo una designación política.

Ante la falta de acuerdo, el presidente de la Cámara baja, Marcelo Rivera, y los diputados del sector mantenían intensas negociaciones para convencer a los taquígrafos (Ver aparte), ya que no era posible iniciar el plenario. Mientras tanto, los diputados del FV bajaron al recinto. A las 11, cuando ya habían pasado dos horas desde el inicio previsto para la sesión, el diputado Hugo Argerich se sentó en el estrado y comenzó a tocar largos timbres para llamar a sus pares. Algunos diputados del FCS bajaron al recinto pero al poco tiempo se retiraron.

Así, sin taquígrafos y sin los secretarios, Argerich inició un simulacro de sesión porque no tenía todas las formalidades que requiere la sesión en minoría. Argumentó que ante la ausencia del presidente, de la vicepresidenta, Marisa Nóblega, de la presidenta de la Comisión de Asuntos Constitucionales, Stella Maris Buenader, y de la presidenta de Legislación General, Verónica Rodríguez, correspondía que, como presidente de la Comisión de Hacienda, asuma la conducción de la Cámara baja. En el cuerpo solo había 13 legisladores. Unos pocos del FCS, que minutos antes habían bajado al recinto, comenzaron a retirarse cuando advirtieron la estrategia política del FV.

Solo la diputada Cecilia Guerrero hizo uso de la palabra con fuertes críticas para la oposición legislativa a la que calificó como la "alianza proscriptora”. Guerrero se solidarizó con los taquígrafos: "Avasallaron los derechos de los taquígrafos, no se conoce precedente en la historia parlamentaria de Catamarca que la jefatura o dirección del cuerpo haya sido encomendada a personas neófitas que no conocen la técnica”, dijo. Y añadió: "Resulta sugestivo que en la sesión en la que iba a tomar estado parlamentario el proyecto para las elecciones primarias abiertas, simultáneas y obligatorias hayan tomado la decisión de dejar sin quórum la sesión. El pueblo nos paga para trabajar”, acotó. "No habiendo quórum doy por levantada la presente sesión siendo la hora 11.35”, declaró Argerich.

 


Segunda parte

Mientras los diputados del FV abandonaban el Palacio Legislativo, Rivera había logrado que los taquígrafos retrocedieran en su posición y bajaran a tomar testimonio del plenario. De esta manera dio por iniciada una nueva sesión con la presencia de diputados del FCS y del F3P. Acompañaban algunos legisladores de la Renovación Peronista y del merismo. La diputada Stella Maris Buenader expresó su enojo por la actuación de Argerich y pidió a sus pares que la acompañen en el repudio.

"Genera preocupación la actitud grotesca, que se intente plantear una sesión en minoría, levantar la sesión al margen de lo que establecen las reglas del funcionamiento del cuerpo. No es lo mismo venir a trabajar con seriedad que venir a trabajar especulando con conflictos ajenos al ámbito político", agregó Marita Colombo.Y fue en ese momento que el diputado Jorge Moreno encabezó la retirada de un grupo de legisladores que habían participado de la primera sesión y que no compartían las críticas contra Argerich. Rivera miró atónito la salida de sus pares e intentó retenerlos pero no fue posible. De todos modos, la alianza radical- barrionuevista tenía los 21 miembros para seguir la sesión.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Raúl Jalil junto a funcionarios y el presidente del Club Ateneo

Te Puede Interesar