lunes 17 de junio de 2024
Cámara Federal de Casación Penal

Ordenan continuar la investigación de una causa narco de Belén

La Sala IV de la Cámara Federal de Casación Penal, integrada por los jueces Gustavo Hornos, Mariano Borinsky y Javier Carbajo, revocó el sobreseimiento dictado por la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán en beneficio de una mujer imputada por tenencia de estupefacientes para consumo personal y remitió las actuaciones al Juzgado Federal de Catamarca para que profundice la investigación de la eventual participación de la mujer en el comercio de drogas al menudeo.

Los camaristas hicieron lugar al recurso interpuesto por el fiscal general ante la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán, Gustavo Antonio Gómez, en una causa que se inició el 4 de marzo de 2021, cuando personal de la Dirección Drogas Peligrosas de la Policía de Catamarca recibió una denuncia anónima que daba cuenta de la existencia de un hombre, en la ciudad de Belén, que comercializaba estupefacientes bajo la modalidad delivery en las inmediaciones de una escuela.

Las tareas de investigación determinaron que el sospechoso operaba con dos sujetos y una mujer. El 20 de octubre de ese año el juez federal Miguel Ángel Contreras ordenó el allanamiento de cinco domicilios, donde se detuvo a las personas investigadas y se incautaron estupefacientes fraccionados para su venta, dinero y teléfonos celulares.

En la vivienda de la mujer secuestraron un cigarrillo de marihuana y tres colillas -con un peso de 0,8 gramos-, 5,7 gramos de la misma sustancia en seis envoltorios de nailon, dos blísteres de 10 pastillas de alprazolam (Alplax) de 2mg, nueve comprimidos del mismo medicamento que estaban en otro blíster, dos pastillas celestes de alprazolam 0,25mg, 41 blísteres vacíos del mismo medicamento, dos recortes de nailon negro y un teléfono celular.

Ocho días después, el magistrado procesó a los tres hombres por tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la intervención de tres o más personas, mientras que a la mujer la procesó por tenencia simple de drogas.

El juez detalló que las drogas encontradas en la vivienda de la mujer “estaban fraccionadas y podrían haber sido tenidas para la venta” y aclaró que “quienes comercializan con esas sustancias venden también psicofármacos para potenciar el efecto de la marihuana, pero que, en el caso particular, eso no estaba acreditado”. El decisorio fue recurrido por uno de los imputados y la acusada.

El 6 de marzo pasado, la Cámara Federal de Apelaciones de Tucumán confirmó el procesamiento del hombre y revocó el procesamiento de la mujer, al entender que su conducta encuadraba en el delito de tenencia de estupefacientes para consumo personal y que se daba una situación análoga a la del precedente “Arriola”.

De esta manera, los camaristas declararon inconstitucional el segundo párrafo del artículo 14 de la Ley 23737 de Estupefacientes y dispusieron su sobreseimiento. Esta medida motivó el recurso del fiscal general Gómez.

Presentación

En su presentación, Gómez tildó de prematuro e infundado el decisorio por cuanto “solo cuenta con fundamentos aparentes y con una errónea interpretación del derecho, pues desconoce el alcance dado por el legislador al instituto consagrado en el art. 14 apartado segundo de la ley 23737 y libera a la imputada de toda responsabilidad cuando el plexo probatorio indica que podría tener mayor responsabilidad en el hecho objeto del proceso”.

El fiscal general entendió asimismo que “no es posible predicar que 7,66 gr. de marihuana sea una cantidad escasa, si la tenencia se concretó en el marco de un escenario criminal indicativo de la existencia de una organización dedicada al comercio de estupefacientes a pequeña escala”, como ocurría en el caso.

Destacó que tampoco era aplicable el precedente “'Arriola”, dado que “la imputada poesía la sustancia en lugar donde vive junto a su madre y a su pequeña hija”, lo que torna inaplicable tal doctrina, por cuanto “la sustancia está a la vista de terceros”.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar