lunes 23 de mayo de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
Boedo

Mató a un taxista en un violento asalto

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
16 de enero de 2022 - 02:00

Otro mortal caso de la llamada puerta giratoria se registró ayer en el barrio porteño de Boedo. Un taxista murió durante un asalto y al ser detenido el delincuente se verificó que éste había sido arrestado en diciembre pasado por un robo. Solo estuvo 24 horas tras las rejas. Ayer a la mañana intentó llevarse el vehículo del trabajador que se había estacionado frente a una panadería ubicada en San Juan y Pichincha.

El ladrón buscó llevarse el vehículo y el taxista, en su desesperación para evitar que le quiten su fuente de trabajo, se arrojó sobre el capó. Poco le importó al delincuente, que aceleró con el hombre sobre el vehículo y avanzó por la avenida Garay a gran velocidad hasta colisionar con otro automóvil en el cruce con Maza. El taxista salió despedido y golpeó contra el pavimento. Las lesiones causaron su muerte.

Fuentes policiales identificaron a la víctima como Timoteo Tintilay, un hombre de 61 años. El mortal robo se registró alrededor de las 11 y el taxista falleció en el Hospital Penna pasadas las 16. En esa institución del sistema de Salud fue atendido también el conductor del Peugeot 206 contra el que colisionó el delincuente en su intento de fuga. Ese hombre se encuentra estable pero con un fuerte traumatismo en la cabeza, según confirmaron fuentes médicas y agregaron que se preparaba su traslado a una clínica privada.

El delincuente, de 20 años, había sido detenido el 8 de diciembre pasado, en Chacabuco y Alsina, por el robo de una moto. Un día después fue liberado por orden del Juzgado Criminal y Correccional N° 5, según trascendió de fuentes oficiales.

Puerta giratoria

El ministro de Justicia y Seguridad porteño, Marcelo D’Alessandro, se mostró indignado por un caso que expuso una vez más el endémico problema generado por delincuentes que son liberados casi de inmediato. “¿Hasta cuándo? La puerta giratoria de la Justicia se cobró otra víctima. Un taxista que se detuvo en Boedo fue abordado por un delincuente e intentó resistirse al asalto, para proteger su fuente de trabajo. El ladrón, mostrando total desprecio por la vida ajena, aceleró, chocó contra otro auto y lo mató. Constataron que el joven había sido detenido semanas atrás por el robo de una moto”, indicó. n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Detenido. El individuo se presentó en la Policía Federal.

Te Puede Interesar