sábado 13 de abril de 2024
Estaba embarazada y la internaron por un tumor

Grave denuncia por mala praxis

Una mujer de 24 años que estaba embarazada de 40 semanas y no lo sabía, acudió al Hospital San Roque de la localidad de Jáchal, en San Juan, con dolores en distintas partes del cuerpo. Según denunció, se le informó erróneamente que padecía un tumor abdominal cuando en realidad, estaba con trabajos de parto.

El bebé murió y la Justicia intervino de oficio. Investiga qué sucedió en una causa que podría enmarcarse en un caso de violencia obstétrica.

El caso ocurrió el 5 de febrero pasado, pero recién se dio a conocer el lunes. Todo comenzó el domingo 4 de febrero cuando la víctima fue a la guardia del Hospital San Roque con “cólicos”.

“Me pusieron suero, antibióticos y decidieron internarme por dolores ‘estomacales’. A las 22 me llevaron a realizar una prueba de embarazo, la cual dio negativa. Ese testeo, según las enfermeras, era efectivo”, describió F.A. ante los efectivos de la Comisaría 21°, donde radicó la denuncia.

Al día siguiente decidieron hacerle una ecografía, pero como no había personal en dicha área, se le practicó una radiografía. Tras ese estudio, siempre según el relato de la mujer, el médico le aseguró que tenía un tumor en el abdomen. Sin embargo, en una interconsulta, decidieron llamar a ginecólogo, quien constató que se trataba de un embarazo.

En medio del shock, F.A. fue trasladada a una sala donde, finalmente, le realizaron un ultrasonido. “Ahí sentí latir el corazoncito de mi bebé. Le pregunté a la enfermera si esos eran sus latidos y me dijo que sí. El doctor decidió hacerme tacto una vez más y me llevaron al quirófano. El bebé nació a las 11. Pedí verlo, pero el médico se lo entregó rápidamente a la enfermera. Después, me dieron la noticia de que había fallecido”, contó la víctima al portal local.

“La hipótesis que manejamos es que cuando la mujer fue a internarse estaba en pleno trabajo de parto y no lo sabía, porque no sabía que estaba embarazada”, explicó a este medio.

Además, detalló que la mujer tenía una disfunción de la glándula tiroides y hacía cuatro años que no menstruaba de manera regular. “Ella creía que no podía tener hijos. Por otro lado, el test que le hicieron los médicos, de orina, dio negativo”, agregó.

Al cuerpo del recién nacido le practicaron la autopsia. El informe reveló que falleció por “muerte intrauterina” y que tenía un hematoma subdural en el cráneo.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
arturo navarro tildo de ocupa y superpotentado a esteban cano

Te Puede Interesar