martes 9 de julio de 2024
La muerte de Oscar Ramírez

"Fallan de acuerdo a lo que es agradable para la opinión pública"

Malestar de la defensa del policía Franco Ávalos por el rechazo de la excarcelación. Apelaron lo resuelto por el juez.

El abogado Roberto Mazzucco, defensor de Franco Ávalos, el policía imputado por la muerte de su colega Oscar Ramírez, consideró que en este tipo de casos funcionarios y magistrados del Poder Judicial resuelven “de acuerdo a lo que es agradable para la opinión pública”. Así lo señaló en diálogo con la prensa. Lo hizo luego de que el juez de Control de Garantías Nº 1, Héctor Rodolfo Maidana, le negó la excarcelación a Ávalos, quien se encuentra detenido con prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP) de Miraflores, en el departamento Capayán.

“Lamentablemente, consideramos que en casos como este, de repercusión pública, a donde la familia de la víctima tiene intervención, donde hacen constantemente manifestaciones y se muestran en los medios y demás, eso produce sin ninguna duda una presión en los funcionarios y magistrados, que hacen que fallen de acuerdo a lo que es simpático para la sociedad, lamentablemente. Eso perjudica, sin ninguna duda, al derecho de defensa de mi asistido Franco Ávalos. Creo que no tienen el valor suficiente los funcionarios y magistrados que intervienen para resolver como corresponde”, aseguró Mazzucco.

El letrado remarcó que, en muchos casos, se ven “influenciados por la opinión pública y fallan de acuerdo a lo que es agradable para la opinión pública, lo cual produce un grave deterioro en lo que es la administración de justicia”.

Para el defensor, “no existían elementos para mantener detenido a mi asistido, considero. Él ya renunció a la Policía, está finalizada la investigación, hace un año que está detenido. No hay discusión en cuanto al hecho: lo cometió él”.

En este sentido, indicó que presentaron el recurso de apelación por la resolución de Maidana, con la intención de obtener un fallo diferente en la Cámara de Apelaciones en lo Penal y de Exhortos. “Interpusimos la apelación contra la resolución del juez. Consideramos que no tiene fundamentos, que carece de fundamentos”, siguió.

Ávalos es investigado por el fallecimiento de Ramírez, quien murió tras recibir un disparo en la cabeza. Sucedió el vienes 2 de junio de 2023 en el edificio del Grupo de Infantería Motorizada de Acción Rápida (GIMAR), ubicado en la ciudad Capital. Ocurrió al momento en que Ávalos manipulaba un arma de fuego, según la investigación. Por este hecho, Ávalos está imputado por el delito de “homicidio simple con dolo eventual agravado por el uso de arma de fuego”. Está detenido con prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP) de Miraflores, en el departamento Capayán.

Él reconoció -ante los investigadores- que le disparó a Ramírez.

Según la declaración como imputado de Ávalos, en un momento determinado él, Ramírez y otros compañeros estaban en la oficina que utilizaba el jefe de la División GIMAR, donde se produjo el desenlace fatal. Ávalos recordó que Ramírez se encontraba con un gato, que es la mascota de la base. El imputado le pidió a Ramírez que “no lo moleste” al animal. Esto sucedió en tono de broma, siempre de acuerdo a las palabras de Ávalos.

“(…) Recuerdo que ‘Jerry’ (por Ramírez) se encontraba a mi derecha en el umbral de la puerta de ingreso a la oficina y, yo, parado en frente del escritorio en donde se encontraba la escopeta. En ese momento, tomé la escopeta y le amagué un culatazo (...)”, relató.

En otro pasaje, Ávalos resaltó: “(…) Yo, encontrándome parado frente al escritorio, plenamente seguro de que el arma estaba descargada y a modo de broma, la chimacié y efectué el disparo. En ese momento, sentí el estruendo de la escopeta y quedé en shock”. Luego, el policía remarcó que tras esa situación lo único que hizo fue “dejar la escopeta en la mesa”.n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar