domingo 16 de junio de 2024
La muerte de Oscar Ramírez

Elevaron a juicio la causa en contra de Franco Ávalos

El fiscal Federico Aldeco finalizó la investigación penal preparatoria. Se define si el acusado recupera la libertad.

El fiscal de Instrucción N° 4, Federico Aldeco, elevó a juicio la causa en contra del policía Franco Ávalos, imputado por la muerte de su colega, Oscar “Jerry” Ramírez.

El representante del Ministerio Público Fiscal (MPF) finalizó la investigación penal preparatoria y elaboró el requerimiento de citación a juicio del acusado. La defensa de Ávalos, ejercida por el abogado Roberto Mazzucco, se opuso a la elevación a juicio.

Por otra parte, hoy también será un día clave para la causa. Se realizará la audiencia de control jurisdiccional en el Juzgado de Control de Garantías N° 1, a cargo del juez Héctor Rodolfo Maidana. En la oportunidad, la defensa de Ávalos solicitará la excarcelación del encartado, de acuerdo con la información a la que accedió El Ancasti. La audiencia estaba prevista para el último martes, pero se había suspendido por solicitud de la querella y fue reprogramada.

En el acto procesal estará el investigador Aldeco y el abogado querellante, Daniel Ortega, quienes tendrán la posibilidad de alegar y acompañar o rechazar las pretensiones de Mazzucco.

Además, ayer habló Oscar Ramírez, quien es padre de “Jerry”. En diálogo con la prensa, narró las dificultades que tuvo para acceder a información de la causa durante el proceso.

“Tengo entendido que por lo menos el fiscal tendría que haberme hecho un informe por escrito cada vez que se trate el tema sobre mi hijo. Me lo asesinaron a mi hijo y yo no tengo parte de nada”, planteó.

Luego, Ramírez señaló que Ávalos “ha violado las medidas de seguridad” y desde la defensa “quieren justificar lo injustificable, no pueden decir nunca que fue un accidente”.

Según detalló, la lesión que sufrió “Jerry” fue “un tiro en medio de los ojos, en la frente, dispersándose hacia el ojo izquierdo para arriba”.

Por último, se dirigió a los testigos del suceso. “Los únicos testigos son policías. Yo no les pido que le agreguen algo a favor de mi hijo o que le saquen algo. Yo quiero que ellos testimonien de lo que realmente pasó ahí”, pidió.

Mazzucco, por su cuenta, brindó declaraciones a El Ancasti y explicó por qué en la defensa consideran que Ávalos debería recuperar la libertad. “Nuestro principal fundamento es que no existe peligrosidad procesal. En este caso se valoró en su momento la prisión preventiva sobre todo (por) la circunstancia de que es policía y de que, si recuperaba la libertad, con respecto al resto de los testigos que también eran compañeros y la mayoría subordinados de él, se corría el riesgo de que él pudiera ejercer su jerarquía dentro de lo que es la verticalidad policial y podía influir en esos testimonios, alterar u obstaculizar la investigación. Franco renunció a la Policía hace un tiempo. Seguramente se va a aceptar esa renuncia. Entonces, no tiene el carácter, la jerarquía policial. Entonces, parte de los fundamentos más importantes que utilizó la Justicia para dictar su prisión preventiva se caen. No se justifica que él siga detenido”, aseguró.

Caso

Ávalos es investigado por el fallecimiento de Ramírez, quien murió tras recibir un disparo en la cabeza.

Sucedió el vienes 2 de junio de 2023 en el edificio del Grupo de Infantería Motorizada de Acción Rápida (GIMAR), ubicado en la ciudad Capital.

Ocurrió al momento en que Ávalos manipulaba un arma de fuego, según la investigación.

Por este hecho, Ávalos está imputado por el delito de “homicidio simple con dolo eventual agravado por el uso de arma de fuego”.

Está detenido con prisión preventiva en el Servicio Penitenciario Provincial (SPP) de Miraflores, en el departamento Capayán.

Él reconoció -ante los investigadores- que le disparó a Ramírez. n

Seguí leyendo

Te Puede Interesar