sábado 1 de junio de 2024
Zona alta y norte de la capital

Dos jubilados asaltados debieron ser hospitalizados

Una mujer fue agredida en la calle y le sacaron $60 mil. En el norte, un hombre fue atacado a fierrazos por un ladrón.

Dos jubilados abordados por delincuentes en la zona alta y en el norte de la Capital debieron ser hospitalizados ayer como consecuencia de las lesiones sufridas.

Uno de los hechos tuvo como víctima a una mujer de apellido Brizuela (69), quien debió ser auxiliada por vecinos que la hallaron descompensada en inmediaciones de la esquina de Nieva y Castilla y avenida Galíndez.

Al momento de ser asistida, la damnificada comentó que mientras caminaba dos hombres en moto la interceptaron. Supuestamente, el conductor subió el vehículo a la vereda. Su cómplice se bajó y arremetió contra la mujer para despojarla de una cartera. La damnificada intentó resistir el robo dando inicio a un forcejeo que terminó cuando el maleante la golpeó y logró reducirla. La mujer cayó al piso y el delincuente huyó junto a su cómplice con la cartera, más de 60 mil pesos y documentos. Poco después llegaron al lugar policías del COEM KAPPA y una ambulancia del SAME con un médico, que le brindó los primeros auxilios para luego trasladarla al Hospital San Juan Bautista.

Por el hecho se dio intervención a la fiscalía de turno del Distrito Oeste. Según se informó, los dos sujetos tenían los rostros cubiertos.

El otro hecho ocurrió en la madrugada de ayer cuando Fabián Santos Vanancio, de 76 años, fue sorprendido por un sujeto dentro de su casa del barrio Hipódromo.

Sucedió aproximadamente a las 2 cuando el dueño de casa, que descansaba, escuchó ruidos extraños, se levantó para ver qué sucedía y sorprendió al delincuente cuando le sustraía elementos del inmueble.

El maleante intentó escapar pero al ser interceptado por el damnificado, lo golpeó con un trozo o varilla de hierro y huyó. Los gritos de dolor pusieron en alerta de los vecinos que ingresaron al inmueble y lo auxiliaron al tiempo que convocaban al personal de la comisaría Cuarta. Por la virulencia del ataque, Vanancio perdió el conocimiento pero luego fue asistido por médicos del SAME.

En este caso se dio participación a la fiscalía de instrucción de turno del Distrito Oeste desde donde se ordenaron las medidas a cumplimentar.

En diálogo con El Ancasti, vecinos del barrio advirtieron que son constantes las corridas y pidieron que se incrementen las rondas policiales.

En otro hecho registrado el martes, efectivos de la División Investigaciones detuvieron a un hombre de apellido Do Valle (25), por el robo de un teléfono celular.

El procedimiento fue llevado a cabo en una vivienda del barrio San José Obrero, tras la denuncia radicada por un joven de 20 años por la sustracción de un teléfono celular Samsung J6 Plus en una cancha de fútbol ubicada en inmediaciones de la Escuela Juan Pablo Segundo.

La detención tuvo lugar en un inmueble del pasaje San Gerónimo al 300 del barrio San Martín de Porres. El sospechoso fue trasladado a la dependencia policial, donde quedó alojado a disposición de la fiscalía de instrucción del Distrito Oeste, desde donde se ordenaron nuevas medidas.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar