jueves 16 de mayo de 2024
Narcotráfico

Condenaron a cuatro años y medio de prisión al "Gordo Richard"

El debate se llevó adelante en el Tribunal Oral Federal. "Diegolín" Bazán, por su parte, fue condenado a tres años de prisión en suspenso.

El Tribunal Oral Federal condenó a la pena de cuatro años y seis meses de prisión a Héctor Ricardo Altamiranda, alias "Gordo Richard", quien fue encontrado culpable del delito de "tenencia de estupefacientes para la comercialización". Por su parte, Digo Hernán "Diegolín" Bazán, quien estaba acusado del mismo delito, fue sentenciado a la pena de tres años de prisión en suspenso.

El debate, que arrancó el 14 de marzo, llegó a su etapa final en el día de hoy en el que ambos imputados fueron encontrados culpables. En sus alegatos, el fiscal federal Vehils Ruíz había solicitado que Altamiranda sea declarado reincidente por segunda vez por contar con penas anteriores.

El "Gordo Richard" cobró especial relevancia cunado el ex segundo jefe de la división Drogas Peligrosas de la policía de la provincia, Nolberto "Rulo" Valdez, lo definió como "datero".

La causa que llevó a Altamiranda al banquillo de los acusados es del 29 de enero del 2020, cinco días después que el exjefe de Drogas Peligrosas, Carlos Kunz y su segundo, Nolbero “Rulo” Valdez, cayeran detenidos por su presunta participación junto a organizaciones criminales. Ambos se encuentran procesados a la espera del juicio oral.

Altamiranda fue detenido junto a Diego Hernán “Diegolín” Bazán tras una serie de allanamientos en los que se detectó que ambos sujetos se dedicaban a la venta de estupefacientes. En los procedimientos la cantidad de cocaína incautada fue exigua pero sí encontraron una gran cantidad de dinero que era producto de la venta.

Como sucede en las causas por narcotráfico, las escuchas telefónicas jugaron un papel determinante en la investigación sumado a que Altamiranda ya contaba con una condena previa. En el 2017 “Gordo Richard” había sido condenado a cuatro años de prisión por “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización” luego que le encontraran en su casa de Lavalle al 1000 más de 260 gramos de cocaína. Ocurrió mientras estaba junto a su familia por lo que tras ser sorprendido les “entregó” a los policías la cocaína que tenía oculta en una habitación. “No revisen todo; tengo un hijo y no quiero que vea todo esto. Ya les voy a mostrar donde tengo la porquería en mi pieza”, les dijo.

Debido a un problema de salud, Altamiranda cumplió la pena con prisión domiciliaria hasta que en el 2020 fue otra vez detenido.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar