sábado 26 de noviembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
La trampa piramidal

Callvu: rechazan planteo de nulidad de un allanamiento

Se trata del procedimiento que se realizó en el domicilio de Ana María Oliva, madre de Cristian Rojo.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE

El juez federal, Miguel Ángel Contreras, rechazó el planteo de nulidad del allanamiento que se realizó en el domicilio de Ana María Oliva, madre de Cristian Rojo, en el marco de la investigación contra la empresa Callvu Servicios Financieros Bursátiles por presunta “intermediación financiera no autorizada, estafa y lavado de activos en concurso real, con el delito de asociación ilícita y amenazas”.

Esto había sido solicitado por el abogado defensor de Oliva, quien argumentó que ella no estaba imputada al momento en que se llevó a cabo el procedimiento y, por lo tanto, no tuvo oportunidad de defenderse.

En ese allanamiento habían secuestrado teléfonos celulares.

De acuerdo con la información a la que pudo acceder El Ancasti, Contreras rechazó este planteo de nulidad porque lo consideró “improcedente”.

Esto se debe a que en ningún momento se requiere que, para el dictado de un allanamiento, la persona tenga que estar imputada.

Solo es necesario que el juez estime que en el lugar se pueden encontrar elementos vinculados a la investigación del delito.

Por este motivo, no se puede dar preaviso a la persona sindicada de que se efectuará una medida de tal naturaleza puesto que se correría el grave riesgo de que ésta fracase.

Dos abogados querellantes y representantes del Ministerio Público Fiscal consideraron que debía rechazarse la nulidad. Manifestaron que no es un requisito necesario encontrarse imputado en una causa para que se pueda ejecutar una orden de allanamiento.

Imputada

Ana María Oliva fue imputada por la supuesta comisión de "intermediación financiera no autorizada", "estafa" y "lavado de activos" en calidad de "partícipe secundario, con asociación ilícita en concurso real, en calidad de autora". Oliva fue citada a indagatoria y, según un abogado querellante, entre otras cosas, ella admitió haber entregado un vehículo a un abogado tras la detención de su hijo por "expreso pedido del mismo" y que ese mismo rodado habría sido vendido, aunque ya estaba vigente la inhibición general de bienes dictada por el Juez Federal.

Oliva indicó además que, por pedido de su hijo, detenido en el penal de Miraflores, concurrió en varias oportunidades a una escribanía del centro de la ciudad para suscribir papeles y documentos. Por otra parte, siempre en audiencia indagatoria, la mujer admitió haber participado como garante en la celebración de un contrato de alquiler de oficinas y que en esas dependencias su hijo realizó las actividades que ahora son investigadas penalmente.

Oliva consideró asimismo que las personas que invirtieron con su hijo habrían cometido un error y confirmó que uno de los vehículos que se encuentran bajo su titularidad fue adquirido por su hijo Cristian Rojo, quien abonó la totalidad del valor del rodado.

Finalmente, la mujer indicó que en cuentas bancarias en las cuales era titular recibió importantes depósitos por parte de su hijo.

En base a estas aseveraciones, parte de la querella solicitó la detención de Oliva, quien de acuerdo con los primeros testimonios, habría sido socia de Rojo en la empresa.

La causa

Cristian Rojo, propietario de Callvu Servicios Financieros Bursátiles, está privado de la libertad y procesado por "intermediación financiera no autorizada". También están procesados Eduardo Guerrero (dueño de la Inmobiliaria Guerrero y quien habría aportado sus oficinas para el funcionamiento de Callvu), Pilar Sánchez Jorda y Silvina Segura, exempleada de la firma.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
acusada de usurpacion se defendio y dijo que les compro la casa a sus hermanas

Te Puede Interesar