jueves 30 de mayo de 2024
inspección ocular en la casa del secuestro

Vehils Ruiz: "En estos actos se revive la angustia y la tragedia"

Para el fiscal del Tribunal Oral Federal, el procedimiento fue "esclarecedor". El juicio sigue el miércoles.

Por Redacción El Ancasti

Con la presencia de los integrantes del Tribunal Oral Federal, fiscalía, querella y la defensa se llevó a cabo la inspección ocular del domicilio en el que fueron secuestrados Griselda del Huerto Ponce y Julio Genaro Burgos la madrugada del 15 de diciembre de 1976.

Desde las 10 la esquina de 9 de Julio y avenida Güemes fue cortada por la Policía de la Provincia para evitar la circulación de automóviles. De a poco fueron llegando un móvil de la Policía Federal y los vehículos que trasladaron a los jueces Enrique Lilljedahl y a los subrogantes Mario Martínez y Federico Bothamley, quienes viajaron desde La Rioja y Santiago del Estero, respectivamente. 
Un puñado de vecinos se sorprendió por el movimiento en la zona y salió a la vereda para presenciar el procedimiento. En 9 de Julio 1.276, en donde hoy es la “Casa de la Memoria”, la comitiva fue recibida por Noemí y Dora, familiares de las víctimas, quienes orientaron a los miembros del Tribunal y les mostraron el sector del patio en donde estaban los catres en los que dormían “Julito” y Griselda cuando irrumpieron los militares y se los llevaron. Luego se trasladaron hasta el fondo de la casa y mostraron el lugar en donde, horas después del secuestro, regresaron para incinerar una gran cantidad de libros. Además secuestraron una filmadora y una cámara fotográfica que, pese a los reclamos ante la Policía, jamás fueron devueltos.

Lo relatado por Noemí y Dora fue parte de lo que ellas presenciaron y lo manifestado por Felicinda Ponce, tía de ellas y hermana de Francisco, que había sido secuestrado el 6 de abril de 1976. 
Posteriormente la comitiva se trasladó hasta el domicilio de Vicente Barros, un vecino de los Ponce, que había declarado en el juicio que la madrugada de los secuestros observó el movimiento de militares armados desde la ventana de su casa.

Al término de la inspección, el fiscal Rafael Vehils Ruiz le manifestó a El Ancasti que "lamentablemente en estos actos procesales se revive la angustia, la desaparición y la tragedia, pero para el juicio que estamos llevando a cabo es sumamente esclarecedor, para que los jueces puedan percibir lo que ocurrió en ese momento".
El debate se reanudará el próximo miércoles con más testimonios.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar