Para evitar la revictimización

Caso Ocampo: niegan la declaración de los hijos

miércoles, 15 de septiembre de 2021 · 01:02

La Fiscalía de Instrucción N°1 no hizo lugar al pedido realizado por la defensa de la acusada por el crimen de Hugo Ariel Ocampo, que había solicitado que los hijos menores de edad de la sospechosa declaren en Cámara Gesell. 
La solicitud fue realizada por los abogados de Cintia Bazán, Luis Raúl Muñoz y Pérez, y Gustavo Rentin Villegas, pero la fiscal Yesica Miranda no le hizo lugar. Se habían opuesto Estanislao Reinoso Gandini, defensor de Morales, y Víctor García, abogado de la querella. 

Previamente, la Fiscalía consultó a la Asesoría de Menores e Incapaces, desde donde consideraron que los testimonios de los dos niños no aportaría nada en contra de su padre, Enzo Morales, el otro detenido por el brutal asesinato. 
Y es que los abogados defensores intentan demostrar que Bazán habría sido coaccionada por Morales, a quien endilgan la comisión del crimen. 

En este caso y conocida el pedido que involucraba a los menores de edad, la querella coincidió con la fiscalía, al considerar que solamente se lograría revictimizar a los niños. 
Bazán está imputada por el delito de "homicidio doblemente calificado por alevosía y por mediar una relación de pareja", en tanto que Morales está acusado por "homicidio calificado por alevosía".

A los dos se les atribuye la muerte de Ocampo, quien fue brutalmente asesinado en enero de este año y su cuerpo arrojado dentro de un pozo de más de 20 metros, en Antapoca. De acuerdo a los testimonios que se fueron recolectando a lo largo de la investigación, Ocampo mantenía una relación clandestina con Bazán, a la que Morales se oponía. 

El 18 de enero a la madrugada Ocampo salió de su casa, aduciendo que iba a trabajar pero nunca regresó. Tras la denuncia de su desaparición la Policía inició la búsqueda que terminó el 24 de enero, en Antapoca, a 2 kilómetros de la Capital, cuando un perro de la Policía especializado en la búsqueda de restos humanos marcó la boca una antigua perforación para la extracción de agua ubicada cerca edificios abandonados. Poco después se confirmaba que habían hallado el cuerpo. La autopsia arrojó que Ocampo murió por estrangulamiento y traumatismo de cráneo.

Bazán y Morales pasaron a detenidos y se ordenó una serie de pericias a teléfonos celulares, además de imágenes registradas por cámaras de seguridad ubicadas más que nada en la zona sur de la ciudad, porque donde los tres se habría desplazado el día del hecho. 

Morales cuenta con una denuncia por abuso sexual en perjuicio de una persona menor de edad, y desde un primer momento la defensa de Bazán aseguró que era víctima del sujeto. Desde la querella aseguran que se trata de una "victimización" y le atribuyen a ella el crimen, y el posterior ocultamiento del cadáver.

Otras Noticias