imputados por lesiones graves en la escuela de cadetes

Policías niegan la acusación y solicitan aplazar la indagatoria

Ninguno declaró, haciendo uso de sus derechos. Hubo presentaciones de descargos y se espera que en los próximos días algunas defensas pidan a la fiscalía interviniente, que dicte sobreseimientos.
jueves, 29 de julio de 2021 · 01:07

Dos exdirectivos de la Escuela de Suboficiales de la Policía de la Provincia, de apellidos Gutiérrez y Romano, junto con otros numerarios fueron indagados ayer por graves excesos durante la instrucción entre en los años 2016 y 2017, y según se informó, todos negaron la acusación y en un caso el acusado solicitó que se aplace la indagatoria. 

Fuentes judiciales informaron a este diario que los exdirectivos, junto con otros cuatro imputados se presentaron ayer ante el fiscal de instrucción Hugo Costilla, y si bien todos se mantuvieron en silencio, posteriormente hicieron público que niegan la acusación en su contra.

Algunos policías en cuestión ya se retiraron, otros están en funciones y uno falleció. Todos fueron imputados por “lesiones graves calificadas por ser cometido mediando abuso funcional de miembros de la fuerza policial, en concurso ideal”, en un total de ocho hechos.

Se pudo conocer que la defensa del subdirector, de apellido Romano, solicitó una prórroga de audiencia, y por lo tanto la suspensión de la indagatoria.

Por su parte, el abogado de otro oficial, de apellido Morales, explicó que ayer realizó un descargo "ya que al momento de los hechos él no se encontraba en ese lugar. En ese período mi defendido no estuvo y se presentó documentación que acredita eso. Y si de oficio no se dicta el sobreseimiento, lo pediremos nosotros", adelantó el defensor Orlando Barrientos.

A su vez, la defensa de otro acusado, un oficial de apellido Pasetto, informó que el sospechoso se mantuvo en silencio "para tener más conocimiento de la causa y de los hechos que se le endilgan. Él solamente cumplía funciones de colaboración y de chofer asistiendo a los aspirantes".

Se espera que los demás imputados concurran hoy al edificio de Fiscalía y que la semana próxima haya definiciones respecto a la situación judicial de la mayoría de los integrantes del grupo de policías, que formaba a los aspirantes en la Escuela de Suboficiales y Agentes Fray Mamerto Esquiú.

La acusación fue oficializada tras conocerse los resultados de los estudios realizados en laboratorio luego de graves excesos de los instructores durante la capacitación de aspirantes en diciembre de 2016, que terminaron cuando seis jóvenes debieron ser hospitalizados en terapia intensiva con insuficiencia renal aguda. 

Los "bailes" quedaron en evidencia en enero de 2017 cuando dos jóvenes fueron hospitalizados durante la instrucción realizada en villa Las Pirquitas. A esas denuncias se sumaron otras similares y ante la gravedad de lo sucedido y las protestas de los padres de los jóvenes damnificados, el entonces jefe de Policía, Orlando Quevedo, trasladó a las autoridades cuestionadas y abrió una investigación administrativa cuyo destino se desconoce. 

La imputación fue realizada en el contexto de pandemia durante el cual se registraron graves denuncias por supuestos hechos de brutalidad protagonizada por efectivos policiales, en comisarías de la Capital y del interior provincial. Por estas denuncias también se ordenaron sumarios administrativos.

Otras Noticias