confusión en la cremación de cadáveres

Familiares de Moya piden que imputen a un médico

Sería quien asistió y llenó el acta de defunción del hombre. Piden que sea acusado de "falsedad ideológica".
jueves, 29 de julio de 2021 · 01:05

Familiares y amigos de Manuel Antonio Moya, quien falleció el 21 de junio en el Sanatorio Pasteur y fue cremado "por error", se manifestaron nuevamente ayer frente a Fiscalía y pidieron que un médico de ese nosocomio sea imputado por presunta "falsedad ideológica".

La solicitud fue realizada por escrito en la fiscalía de instrucción a cargo de Miriam López, por la viuda de Moya, Lucía González, y sus hijas, quienes se constituyeron en querellantes, en compañía del abogado patrocinante Bruno Jerez. 

Según la denuncia, la familia acusó a uno de los médicos que asistió a Moya mientras estuvo internado en ese sanatorio y quien además habría firmado el certificado de defunción, por "falsedad ideológica", delito que contempla una pena de entre uno a seis años de prisión. 

La familia aseguró que luego de visualizar las cámaras de seguridad instaladas en varias áreas del nosocomio y con los datos registrados en los informes de enfermería, se pudo establecer que habría una discrepancia con la hora en que se produjo el deceso de Moya.

El médico habría indicado que el hombre murió el 21 de junio a las 6.42, pero de acuerdo con los registros de video, a esa hora Moya aún habría estado con vida, al menos hasta las 7.20 de ese mismo día.

"Se advierte que a las 6.42, horario del deceso consignado por el médico en el certificado de defunción, ni el facultativo ni la enfermera se encontraban constatando el fallecimiento del paciente Cacho Moya", remarcaron desde la querella. Aseguraron además que "contradiciendo el horario del deceso certificado", "una enfermera le practicó maniobras de reanimación a Moya a las 8.46 del mismo día, o sea, dos horas después de que el médico supuestamente constató su fallecimiento". En este marco, consideraron que el médico "consignó un horario de defunción falso y remarcaron que "por todo esto estamos convencidos de que el Sanatorio oculta información de sus pacientes. La enfermera dice una cosa, el médico dice otra y las cámaras filman una realidad diferente. Nada coincide".

La causa por la confusión de los cadáveres que llevó a que "por error" sea cremado un hombre en lugar de una mujer tuvo repercusión nacional. Desde que sucedió el hecho la Justicia ordenó la visualización de las imágenes de las cámaras de seguridad del Pasteur, y tras el pedido de la querella, se espera que en los próximos días la Justicia ordene medidas en la investigación de la denuncia contra el médico.

Otras Noticias