martes 11 de junio de 2024
Operaba en Recreo

Dictaron la prisión preventiva para un camionero acusado de "trata de personas"

Por Redacción El Ancasti

El Juzgado Federal de Catamarca dictó la prisión preventiva para un camionero de apellido Fernández, quien está acusado del delito de trata de personas, ya que fue indicado por una victima de ser quien la capto y la obligó a trabajar en distintos lugares de explotación sexual, uno de ellos ubicado en Recreo. 

El hecho fue denunciado en 2012 por la madre de la víctima, quien se presentó ante la justicia salteña ante la sospecha de que su hija estaba privada de la libertad. Desde ahí comenzó una investigación que finalizó con la declaración de la víctima, quien logró escapar por su propios medios, en la que indicó que tras conocer a Fernández, iniciaron una relación amorosa hasta que él la habría  secuestrado y obligado a trabajar en distintos lugares del país. 

Se valieron de su precaria situación para explotarla sexualmente

Uno de los lugares sindicados por la víctima fue la  whiskería “Las Vegas”, también conocida como "La Escuela", ubicada en la ciudad de Recreo, cuyos dueños ya fueron condenados por este mismo caso. 

El hecho 

En febrero de 2012, en Salta, una mujer denunció que su hija podía ser víctima de trata de personas. Tenía pocas pistas que encontró al arrancar unas páginas del diario íntimo de su hija, en el cual expresaba que se mantenía encerrada y en cautiverio y que el dinero que obtenía mediante su trabajo sexual le era entregado a su novio, Fernández. Una de estas pistas le indicó la whiskería “Las Vegas” o también conocida como “La Escuelita”, de la localidad de Recreo, departamento La Paz. Hubo un operativo, se allanó el lugar pero no encontraron a la joven porque la habían llevado a otra provincia. En ese lapso, la muchacha se había escapado del lugar donde estaba cautiva y pudo recuperar la libertad.

Luego se inició el proceso penal y los hermanos Nelssy Lidia (64) y Reneé Gustavo Marchissio, propietarios de este prostíbulo, fueron imputados por el delito de “trata de personas” porque se comprobó que entre 2007 y 2008 esta joven fue alojada en este sitio y explotada sexualmente.

El juez federal José Camilo Quiroga Uriburu condenó, el pasado 24 de agosto de 2017, a los hermanos Marchissio a la pena de siete años de prisión. Para el magistrado, una prueba fundamental fue su diario íntimo –el cuaderno de pases y copas que utilizaba para desahogarse-, en el que escribió que fue acogida y explotada sexualmente en la whiskería que poseían los hermanos Marchissio.

 

 

Seguí leyendo

Te Puede Interesar