lunes 24 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
escándalo en el fuero federal

Pedro Vélez: "Todos están detenidos menos el doctor Morales"

El abogado salió al cruce de la denuncia por supuesta connivencia entre el fiscal Reynoso y su estudio jurídico.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
11 de noviembre de 2021 - 01:10 Por Redacción El Ancasti

"Es absurda la acusación. Como se dice habitualmente, el ladrón piensa que todos son de su misma condición" expresó el abogado Pedro Vélez, quien salió al cruce de la denuncia realizada por el excamarista Juan Pablo Morales, quien habló de una supuesta sociedad entre el fiscal federal Santos Reynoso y el estudio jurídico que él integra.

En una entrevista concedida al programa Siete y Medio de Multimedios Ancasti, Vélez manifestó que la “supuesta conspiración que el doctor Morales denuncia es imposible que haya sucedido así. La Fiscalía Federal es la última que actúa en este proceso”.
También se refirió al paso de Morales cuando integraba el Tribunal de la Cámara de Apelaciones junto con Raúl Da Prá y Edgardo Álvarez. Junto con Da Prá, renunció el año pasado en el marco de una acusación por presunto cobros de coima. 

"Morales tenía un estudio jurídico satélite cuando era camarista. Los fallos eran 2 a 1. Siempre se hacía conocer que había un letrado que trabajaba con Morales. Y este letrado le ofrecía el servicio a otros abogados" dijo. "Entonces, él piensa que la Justicia se maneja como se manejaba él cuando era funcionario judicial", añadió y solicitó que se debería investigar el patrimonio de Morales porque "tuvo un crecimiento patrimonial injustificado durante su ejercicio en la Cámara de Apelaciones", expresó.

 

La causa
Vélez es defensor de Sebastián “La Chancha” Frías y su hermano Pablo Andrés “Piquinino” Frías, quien junto con Marco Rearte fueron detenidos la semana pasada sospechados de integrar una banda narco.
En el marco de las escuchas telefónicas solicitadas por Gendarmería Nacional fue que surgió la intervención de Morales como supuesto "partícipe primario" en esta organización criminal.

Las escuchas fueron efectuadas por la Dirección de Asistencia Judicial en Delitos Complejos y Crimen Organizado en la Investigación Criminal (Dajudeco) que es el organismo dependiente de la Corte Suprema de Justicia. “El 26 de julio comienzan las escuchas solicitadas por el Juzgado Federal y realizadas por la Dajudeco. El 28 de octubre aparece Morales en la escucha más comprometedora, en la que surge que venderían sustancia estupefaciente, más precisamente cocaína, con un interno y con el auxilio de la pareja del interno que está en libertad”, explicó Vélez.

En las escuchas, según comentó el abogado, Morales dialoga con un sujeto de apellido Lazarte, quien está en el penal acusado por una causa por homicidio y que también está sospechado de integrar la banda junto con Frías, Rearte y el exsecretario de Seguridad. La conversación gira en torno a la venta de drogas y la imposibilidad de concretar la operación.
Lazarte es el quinto imputado que tiene el caso y debía ser indagado el martes, pero tras la imputación a Morales se le solicitó desde el Juzgado Federal que designe un nuevo defensor. Su pareja también deberá presentarse para la indagatoria.

 

Privilegios
"Pedimos igualdad de trato; nuestros defendidos por ser pobres no puede ser que estén privados de la libertad", criticó Vélez. "Una persona por ser abogado o exjuez no tiene coronita. Está claro que acá hay una desigualdad de trato. A Morales no se le secuestró el teléfono celular. Todos están detenidos menos el doctor Morales", dijo.

Denuncia
Vélez señaló que se enteró por familiares de clientes que están detenidos en el penal que fueron "presionados" por otros reclusos que son clientes de Morales. "Le dijeron que traten de involucrarme en algún hecho reñido con la ley y para que declaren en contra mío", concluyó. 

 

Llaman a declarar a Virginia Seco

María Virginia Seco Biassoni, esposa del excamarista Juan Pablo Morales, imputado en las últimas horas en una causa por narcotráfico, fue citada a declarar a las 11 en Fiscalía Federal. 

Fue citada como testigo tras la denuncia presentada por Morales contra el fiscal federal Santos Reynoso por el delito de "amenazas".
Esta situación se habría dado tras la declaración indagatoria que prestó el imputado. 

Por otra parte, la mujer había utilizado también sus redes para señalar que su esposo era víctima del operativo de una “mafia” que lo estaba persiguiendo. Al mismo tiempo, pidió al gobernador Jalil y a la diputada nacional Lucía Corpacci que se expresaran al respecto y dieran su opinión sobre Morales, ya que de otra manera su silencio resulta “cómplice” de esa “mafia”.

 

---------------------------------------

SEGÚN LA INVESTIGACIÓN

Morales, nexo con los proveedores 

Según la investigación llevada a cabo por la Justicia Federal, el excamarista Juan Pablo Morales operaba de nexo entre Sebastián "La Chancha" Frías y Marco Rearte para que se contactasen con los "proveedores".
En la causa se menciona la participación de al menos ocho personas, de las cuales seis están identificadas y que estarían discriminados los roles que tenía cada una en la organización.

Según la información a la que tuvo acceso en forma exclusiva El Ancasti, "La Chancha" Frías y Rearte eran quienes tenían a cargo hacer el acopio y la venta de la droga en la Capital. Pablo Frías era el que se ocupaba del almacenamiento y también colaboraba en la comercialización.

El rol del abogado Morales era clave, según la instrucción, ya que sería el nexo para que Frías y Rearte pudieran contactarse con los proveedores. Uno de ellos es el sujeto de apellido Lazarte quien está actualmente detenido en el Servicio Penitenciario Provincial, acusado del homicidio de Pablo Sebastián Chanampa, ocurrido en noviembre del año pasado en el barrio Santa Marta.

La sexta pata de la banda sería la pareja de Lazarte, quien tenía la función de hacer entrega de los estupefacientes en el lugar pactado con los compradores. 

El caso salió a la luz luego de que el 31 de octubre "La Chancha" Frías, su hermano "Piquinino" y Rearte fueran detenidos tras una serie de operativos realizados por personal de la Agrupación VIII de Gendarmería Nacional.
Ese día se llevó a cabo un total de cinco registros en viviendas ubicadas en la Capital provincial. 

Como resultado de los allanamientos fueron secuestrados 350 gramos de cocaína y 215,25 gramos de marihuana; un total de $78.520 pesos, una motocicleta, una balanza de precisión, teléfonos celulares, dispositivos de almacenamiento de información y demás elementos de interés a la causa. 

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Infraganti. Las cámaras de Educación registraron todo.

Te Puede Interesar