miércoles 12 de enero de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
TERCERA AUDIENCIA DEL DEBATE POR PRESUNTA MALA PRAXIS

“El paciente tenía una apendicitis e hizo una infección”

Declaró el médico que realizó la autopsia. Consideró que un paciente con ese diagnóstico “debe ser operado”.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
11 de noviembre de 2021 - 01:03 Por Redacción El Ancasti

“El paciente con apendicitis, cualquiera sea el riesgo, debe ser operado”, sostuvo el médico Contreras, quien realizó la autopsia a Gustavo Ortega, el joven de 20 años fallecido en junio de 2012 por una presunta mala praxis. El banquillo de los acusados está compartido por los médicos Ricardo Monferrán (63), Luis López (39) y Alberto Ramos (37), quienes fueron imputados por “homicidio culposo”. A la vez, Monferrán y Ramos fueron coimputados también por “falsedad ideológica de documento público”. Por entonces, los médicos cumplían funciones en el Hospital San Juan Bautista. El debate se desarrolla en la Cámara Penal de Segunda Nominación.

El Tribunal está integrado por Luis Guillamondegui, Silvio Martoccia y Mauricio Navarro Foressi. El Ministerio Público Fiscal es representado por el fiscal Ezequiel Walther, quien está acompañado por el abogado de la querella, Daniel Ortega. En tanto que la defensa es ejercida por los abogados Fernando Contreras (en representación de Monferrán), Luis Marcos Gandini asiste a López y Gustavo Martínez Azar asesora a Ramos. En representación del Estado provincial se encontraban los abogados del foro local Juan Manuel Zavaleta y Mauricio Fuenzalida.

En esta tercera jornada se presentó Oscar Contreras, el médico que efectuó la autopsia al joven fallecido. El profesional indicó que la causa de muerte fue una septicemia por apendicitis. 

El profesional aclaró que la medicina “no es matemática”. En este contexto, detalló que la rapidez con la que se desarrolla una sepsis depende de varios factores –entre éstos el estado previo del paciente y la virulencia de la infección-. “Pueden ser horas o días”, advirtió.

A la vez, remarcó que “si no es operado a tiempo puede hacer infección. Es una infección que no se resuelve. Tenía –el paciente fallecido- una apendicitis e hizo una infección”, remarcó. La defensa hizo hincapié sobre si hubo incidencia en que haya salido del hospital. El médico señaló que sí. No obstante, también dejó en claro “que tenga una hematopatía crónica no enmascara el diagnóstico. En un proceso infeccioso inflamatorio generalizado –como el que presentaba el joven Ortega- se produce una septicemia. Al paciente con apendicitis, cualquiera sea el riesgo, debe ser operado. Tenía –este paciente- riesgo 1, muy bajo.

Aunque sea mayor el riesgo, lo mismo hay que operar o el paciente se muere. El paciente tenía una apendicitis”, detalló el médico.
Finalizado este testimonio, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio. El debate se reanudará mañana viernes a las 9. Se estima que se presentará la última ronda de testigos. 

Temas
Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Un Volkswagen Golf impactó a un Agile estacionado. 

Te Puede Interesar