lunes 6 de diciembre de 2021
23° Catamarca

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
EN ANDALGALÁ HUBO 15 DENUNCIAS DE ABUSOS EN DOS AÑOS

Destacada implementación de la ESI

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
24 de octubre de 2021 - 01:00 Por Redacción El Ancasti

“Me di cuenta de lo que empezaba a hacerme mi papá. No tenía derecho a tocar mis partes íntimas. Me lo enseñó la profesora”, dijo una niña cuando denunció que su papá la abusaba sexualmente. La Educación Sexual Integral (ESI) se convirtió en una herramienta no sólo para la prevención de embarazos no deseados o de infecciones de transmisión sexual o para la inclusión de las personas del colectivo de diversidad sexual sino también para prevenir y denunciar abusos sexuales. Al respecto, la fiscal Penal de la Segunda Circunscripción Judicial, Soledad Rodríguez, comentó que desde 2019 hasta agosto último, en Andalgalá y Pomán se denunciaron 15 casos de abuso sexual. Algunas causas se encuentran en trámite, otras en etapa de investigación y otras fueron elevadas a juicio. Según detalló la representante del Ministerio Público Fiscal, de estos casos denunciados, seis son abusos sexuales intrafamiliares o con algún grado cercano de parentesco. Las principales víctimas son niñas.

“Fue positiva la implementación de ESI”, expresó la fiscal Rodríguez. A la vez, destacó que las víctimas pueden advertir que lo que el agresor les está haciendo “está mal”. Según consideró, está a la vista que con ESI y acceso a la información se puede hacer frente a esta problemática.  

“Hay que apelar a una fuerte concientización. El abuso sexual es un delito que se debe denunciar”, alertó. 

Además, remarcó que cuando tiene la oportunidad de entrevistas a las denuncias, pregunta cómo se animaron a denunciar, porque en muchas ocasiones, en el medio, suelen estar la coacción y la amenaza. La mayoría de las niñas asegura que en la escuela les enseñan sobre Educación Sexual, sobre los cuidados y lo que “está mal”. A veces, por distintas cuestiones, se enseña poco pero chicos y chicas lo absorben. “Es importante implementar la ESI, sobre todo en el interior. Hay que hablar claro; eso les ayuda”, señaló. Al mismo tiempo, remarcó que en algunas comunidades, hay una cuestión cultural muy arraigada.

Una herramienta para prevenir y proteger

En 2006 entró en vigencia la Ley Nacional 26150 de Educación Sexual Integral (ESI) pero, a casi 15 años de la sanción de esta norma, de ESI no se habla. La Educación Sexual Integral es una herramienta que ayuda a prevenir abusos sexuales, infecciones de transmisión sexual (ITS) y prevenir embarazos no deseados. En Catamarca, la adhesión se logró a finales de 2018. En la escuela, con frecuencia, salen a la luz situaciones de abuso sexual en la infancia (ASI). La detección y abordaje a tiempo resultan fundamentales. En abril, la ministra de Educación, Andrea Centurión, había destacado el rol de la escuela a la hora de detectar las problemáticas sociales que afectan a niños, niñas y adolescentes.
“Hay un problema central y la escuela es un ámbito donde muchas veces se detecta. Lo bueno es dar herramientas a los docentes para que puedan ayudar y puedan implementarse las leyes. No hacemos nada si implementamos la Educación Sexual Integral (ESI), una niña cuenta un abuso y el docente no da aviso a las autoridades judiciales y no activa el Sistema de Protección”, advirtió. 
En este sentido, la ministra destacó que hace unos años era impensado hablar de ESI y hoy se habla, aunque hay resistencia. “Algunos grupos están a favor y otros en contra pero dentro del respeto que todos nos merecemos, es importante que se hable”, indicó. 
Con la violencia intrafamiliar como marco, la escuela se puede llegar a convertir en un refugio porque los chicos pasan muchas horas en las aulas y en el patio, en contacto directo con sus maestros. “Ante un caso de abuso nos dicen ‘era buena alumna, alegre y divertida y ahora no sale al recreo y llora, no estudia. Algo pasaba’. Se empezó a indagar y se descubrió un caso de abuso”, contó.

Temas
Seguí leyendo

Te Puede Interesar