Sucedieron el fin de semana pasado

Asuntos Internos de la Policía investiga las denuncias por apremios en Tinogasta

Desde la Unidad Regional informaron que los efectivos violentos no fueron suspendidos, a pesar de haber sido denunciados penalmente.
lunes, 21 de septiembre de 2020 · 01:04

Personal de Asuntos Internos de la Policía de la Provincia tomó testimonio a los denunciantes de apremios policiales registrados el fin de semana pasado en la ciudad de Tinogasta. 

Los damnificados celebraron la cordialidad el trato dispensado por los policías actuantes, pero mantuvieron sus reservas respecto a los avances de la investigación. En diálogo con El Ancasti consideraron que los uniformados violentos deberían ser apartados de la fuerza de seguridad, y lamentaron que aún continúen brindando servicio como si nada hubiera pasado.  “Efectivos de Asuntos Internos vinieron a tomarnos declaraciones a los seis afectados. Estuvo muy bien la forma como nos trataron, pero esperamos que no sea solo una actuación porque realmente después de lo que pasó, tenemos miedo”, remarcaron. 

Recordaron que el fin de semana pasado cuatro mujeres y dos hombres fueron arrestados por compartir una supuesta reunión familiar, y coincidieron al señalar que con la violencia con la que ingresaron a la vivienda, como los golpearon y trataron a los menores de edad que estaban en el domicilio, “todos estamos con miedo. Tenemos hijos menores de edad que no se animan ni a salir a la calle porque lo que pasó solamente lo habíamos visto en las películas. Nunca esperamos una cosa así”. 

Se pudo conocer que un grupo de efectivos de Asuntos Internos viajó comisionado desde la Capital y que, entre otras actividades, buscaron y convocaron a testigos de lo sucedido en el barrio donde se registró el incidente, el sábado 12 a la noche.  El hecho tomó estado público al día siguiente y tuvo repercusiones en los medios de comunicación regionales, ya que una de las damnificadas terminó con importantes moretones en sus miembros superiores. 

Siempre según el testimonio de las víctimas, los policías entraron a la casa sin orden judicial. Arrestaron a tres mujeres que estaban dentro del inmueble, una que estaba ingresando y a dos hombres –padre e hijo-, que acababan de llegar.  Todos fueron trasladados a la comisaría de Tinogasta donde fueron alojados en calabozos de reducido tamaño. En este marco, los seis coincidieron al informar que fueron obligados a asear las celdas, y que compartieron calabozos con otras personas sin respetar las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio dispuesto a nivel nacional y provincial. 

Al ser consultadas las máximas autoridades la Unidad Regional N°5 de Tinogasta, manifestaron que no cuentan con autorización para hablar sobre lo sucedido y confirmaron que los efectivos en cuestión continúan desarrollando tareas habituales. n

Otras Noticias