Exceso policial en valle viejo

Ya son siete las denuncias contra policías por el polémico operativo

Los damnificados, integrantes del colectivo LGBTQ+, aseguran que temen por represalias y solicitaron ser admitidos como querellantes.
domingo, 20 de septiembre de 2020 · 02:10

La cantidad de denuncias realizadas contra efectivos de la comisaría de San Isidro por la realización de un video discriminatorio en perjuicio de integrante de la comunidad LGBTQ+, el fin de semana pasado, asciende a siete, ya que las últimas horas, cuatro damnificados hicieron sus presentaciones en sede judicial. 

Los siete jóvenes denunciaron a los policías por “vejaciones y abuso de autoridad”, pidieron a la Justicia interviniente que las denuncias sean acumuladas y bajo el patrocinio legal de Diego Figueroa solicitaron participar como querellantes particulares en la causa que investiga lo sucedido el sábado 12 a la noche en una vivienda de la localidad de El Bañado, en el departamento Valle Viejo. 

Ese día, efectivos policiales de la comisaría de San Isidro irrumpieron un inmueble donde presuntamente se realizaba una fiesta clandestina. En el lugar, los policías hicieron que los participantes del evento salgan al patio al tiempo que uno de ellos grababa un video del procedimiento, mientras discriminaban, agredían y se burlaban de la condición de género de los jóvenes. 

En este marco, los siete denunciantes pidieron que de manera urgente se investigue lo sucedido, argumentando entre otras cuestiones que la viralización de ese video los expuso públicamente sin su consentimiento. 

Según fuentes judiciales, los siete apuntaron directamente a una mujer y a un hombre que formaron parte del operativo e incluyendo a los demás  numerarios intervinientes. 

Los jóvenes aseguran que el sábado 12 se reunieron en ese domicilio para discutir la formación de una asociación o proyecto destinado a proteger a las personas y luchar por los derechos relacionados con la diversidad de género, sectores vulnerables y derechos humanos. 

Responsabilizaron a los policías por la viralización de video a través de las redes sociales, provocando “una catarata de insultos, expresiones de desprecio y burlas de parte de la comunidad hacia nuestra persona, lo que nos atemoriza e infringe un daño moral y psicológico”.

Violencia y temor
Los jóvenes, quienes reconocieron haber quebrantado las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio que rige a nivel nacional, informaron que los policías actuaron violentamente. 

Señalaron que destrozaron la puerta de ingreso a la vivienda y que por la virulencia del trato que les dispensaron y la agresión que quedó registrada en el video, temen por posibles represalias. 

A nivel social, indicaron que todos los participantes de la reunión quedaron expuestos públicamente y que por las redes sociales pudieron conocer que como consecuencia del video se habría generado un profundo malestar en contra del grupo. 

 

Compartía una cena y terminó en un calabozo

Un hombre, de 61 años, ´denunció penalmente a efectivos de la Comisaría Primera. Fuentes judiciales informaron, según su testimonio, que el martes a las 20 aproximadamente se reunió con otros amigos a compartir una cena en un local, ubicado por calle Esquiú, entre Sarmiento y Maipú, y que aproximadamente a las 24, cuando se disponía a abandonar el edificio, ingresó personal policial y lo mantuvieron demorado cerca de 45 minutos. Al momento de denunciar el hecho explicó que un comisario le indicó que pasaba a arrestado y que por esa razón era trasladado al a Comisaría Primera, donde quedó alojado junto a sus amigos. Se pudo conocer que todos fueron introducidos en una misma celda de espacio reducido, sin posibilidades de mantener la distancia de aislamiento prevista en los protocolos contra el COVID-19. La misma medida fue adoptada por efectivos de la comisaría de Tinogasta el fin de semana pasado, cuando seis personas fueron alojadas en calabozos, junto a otras personas. 
Una de las personas damnificadas explicó a este diario: "Me arrestan por quebrantar el protocolo, pero me obligan a violarlo, al amontonarnos en un calabozo".

Otras Noticias