El efecto cuarentena en los niños y adolescentes

Durante la Fase 1, se incrementaron los ingresos al Centro de Admisión y Derivación

Desde la Secretaría de Familia indicaron que se trata de chicos de entre 12 y 15 años, que deambulan por las calles, fuera de horario.
jueves, 17 de septiembre de 2020 · 01:10

Tal vez por estrés o por rebeldía, los chicos –como los adultos- no quieren estar en la casa. El Centro de Admisión y Derivación (CAD), durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio para la prevención del coronavirus COVID-19, registró un aumento en el ingreso. A la vez, se advirtió que mermó el ingreso a este dispositivo, por delitos.

María Carrizo, secretaria de Familia, organismo que tiene a su cargo el Sistema de Protección de Niños, Niñas y Adolescentes, comentó que triplicaron los ingresos al CAD. Según precisó, por mes se registraban entre 35 y40 ingresos mensuales. En la etapa más estricta del aislamiento se registraron 90 ingresos mensuales. 

La funcionaria detalló que se trata de chicos y adolescentes, de entre 12 y 15 años, que deambulan por la calle. A la vez, indicó que al igual que los adultos, ellos se reúnen con sus amigos, en una casa. Dada la edad, resultan inimputables y son restituidos a sus padres. En este sentido, advirtió que durante esta etapa de restricciones en las salidas, mermaron los ingresos por delitos contra la propiedad. Al respecto, indicó que estos bajaron porque las personas se encuentran en sus domicilios.

Estadísticas
De acuerdo con los datos estadísticos, entre el 1 de enero último y el 31 de mayo, se habían registrado 414 ingresos. De acuerdo con datos oficiales, el 46 % corresponden a hechos de índole penal, entre los que se advierten delitos contra la propiedad, como así también “desobediencia a la autoridad”. 

Verónica Herrera, directora del Niño en Conflicto con la Ley Penal, comentó que en el total de ingresos también se incluyen las reincidencias y las cuestiones asistenciales penales. Durante 2019, en el mismo período, se registraron 378 ingresos.

Durante el primer semestre de 2020, los ingresos por cuestiones penales están vinculados a robos menores, arrebatos de cartera, que se dan más que todo en la vía pública. “Al no haber tanta gente en la calle, al estar más en sus casas, disminuyeron las cuestiones penales”, explicó.

Violencia intrafamiliar
Al mismo tiempo, la secretaria Carrizo destacó que se observan más casos de violencia intrafamiliar. Se dan situaciones de hijos o hermanos molestos porque no los dejan salir. A la vez, estas situaciones tienen un trasfondo social, el consumo problemático de sustancias y la abstinencia –por no poder salir a conseguir alguna sustancia para consumir-, el estrés, la no escolarización –la escuela es un lugar de sociabilización para niños y adolescentes-. 

“Los chicos tienen mayor necesidad de la salida"

Además, la directora Verónica Herrera advirtió que en mayo, tras la flexibilización de la cuarentena, disminuyeron los casos por violar el aislamiento obligatorio y, de alguna manera, empezaron a aumentar las causas penales. No obstante, aclaró que muchos ingresos están relacionados con el desacato a la autoridad, a la agresión al personal policial o “con los adolescentes que se encuentran en la calle y se enfrentan con la Policía y al no responder lo que dice la autoridad policial, se pone más tensa la situación”. 

Sobre el incumplimiento de los adolescentes, en este particular contexto, la profesional, desde un análisis psicológico, explicó que ellos atraviesan por una etapa bastante particular. “Los chicos tienen una mayor necesidad de la salida endogámica, de búsqueda para pertenecer a un grupo de pares; no todos los adolescentes tienen los mismos recursos para soportar lo que significa el aislamiento social, preventivo y obligatorio ni tampoco tenían los mismos recursos psicológicos, ni de contención familiar. Por un lado, está con la necesidad de salir –propia de la etapa adolescente. A su vez, se sumaba una híper presencia por parte de los padres, que tenían que quedarse“, detalló. 

Otras Noticias