Dardo peñaflor, a un año del crimen de su hermano

"Tenía muchas hipótesis, pero no la de una muerte con tanta saña"

Familiares de la víctima aseguran que los cinco detenidos “están muy comprometidos” y piden que la causa vaya a juicio.
domingo, 9 de agosto de 2020 · 01:01

“El 8 de agosto de 2019 después de mucha angustia nos enteramos que habían encontrado una camioneta quemada cerca de Frías. Nos fuimos con mi sobrina (hija de Ricardo) y mi tía. Llegamos y ellas no se dieron cuenta que el cuerpo estaba allí, en la caja de la camioneta incinerada. Me acerqué y vi un pequeño montículo todo quemado. Sobresalían restos de huesos, un fémur, y me di con la realidad, lo menos pensado. Allí estaba mi hermano. Tenía muchas hipótesis, pero no la de una muerte con tanta saña”, recordó Dardo Peñaflor al cumplirse un año del hallazgo del cadáver de su hermano. 

Es que los restos calcinados de Ricardo Artemio Peñaflor fueron encontrados al Norte de la ciudad de Frías -camino a Brea Chimpana-, a pocos metros de la actual ruta nacional 157, en la provincia de Santiago del Estero. 
Su familia denunció su desaparición el 6 de ese mes en la subcomisaría de Colonia Achalco, ya que vivía en la localidad catamarqueña de Chañar Laguna, en el departamento El Alto, y frecuentaba la zona limítrofe entre ambas provincias.

En diálogo con El Ancasti, Dardo Peñaflor indicó que ese día, su sobrina le preguntó en reiteradas ocasiones si su papá estaba cerca de la camioneta. Tuve que decirle que no. Pero con la llegada de los peritos y la fiscal le tuve que decir la verdad, que estaba allí. Desde entonces la dinámica de la familia cambió para mal. No había motivos para que pase lo que pasó, era una persona tranquila, generosa y amiga. Lo mataron con saña".
Sostuvo que a partir de los avances de la investigación "supimos que los autores intelectuales eran amigos de él", y remarcó: "O sea que también nos queda el dolor por la traición, por la forma en que lo torturaron y el monto que se pagó por el sicariato de los dos asesinos". 

Conmovido, consideró que la Justicia "actuó bien. Los tiempos se hacen interminables por esto de la pandemia, pero queremos que no queden dudas de quienes son los asesinos. Sabemos que los cinco detenidos están muy comprometidos y que cada uno tuvo su rol. Es muy duro para toda la familia. Nos cambió la vida para siempre". 

Por su parte, Abel Mauas, a cargo del patrocinio legal de la familia Peñaflor, se mostró optimista con los avances de la investigación realizada por la fiscalía interviniente y adelantó que en los próximos días se estaría presentando la requisitoria de elevación a juicio, porque quedó firme la acusación en contra de los cinco detenidos. "La acusación quedó firme porque ya no fue impugnada ni apelada. Así que se realizará la presentación por la mesa virtual de entradas que tiene la Justicia de Santiago del Estero, en el marco de la pandemia", explicó.

Hizo hincapié en que se logró establecer que los criminales habrían actuado bajo dos motivaciones: el económico, relacionado con un campo, y un móvil pasional. Eso va a quedar acreditado en el juicio con testimonios y la cantidad abrumadora de pruebas, sobre quienes participaron y cómo encubrieron determinados hechos y evidencias". 

Finalmente, señaló que "por lo pronto está todo suspendido por la pandemia, pero soy muy optimista en que vamos a llegar prontamente a juicio, en noviembre o diciembre.  La querella va a proponer más de 40 testigos entre ellos un ingeniero agrimensor catamarqueño que va a acreditar que la victima pagó el plano de mensura de un campo, en el que estaba Saúl Jerez".

El hecho
A partir de un estudio de ADN se logró establecer que los restos eran de Ricardo Peñaflor. La autopsia arrojó que fue ejecutado de un disparo en la cabeza e incinerado. 

Por el hecho fueron detenidos Saul Jeréz (74) -compadre de la víctima-, quien a principios de noviembre de 2019 dio su versión sobre los hechos colocando en la escena del crimen a los otros cuatro sospechosos: el policía retirado Lindor Alfredo Rodríguez (56), y su esposa y docente -con quien Peñaflor habría mantenido un romance-, Claudia Viviana Pereyra (51). 

Luego fueron detenidos los hermanos  Jesús Osmar Pinto (47) y Daniel Ramón Pinto (38), presuntos sicarios. 
Todos están imputados por la presunta comisión de los delitos “homicidio calificado con el concurso premeditado de dos o más personas”.n 

Otras Noticias