EN EL TRIBUNAL PENAL JUVENIL

Se dispusieron medidas alternativas por el plazo de un año

domingo, 7 de junio de 2020 · 01:00

La semana pasada en el ámbito del Tribunal Penal Juvenil se desarrolló una audiencia por un delito contra la propiedad. Fuentes judiciales consultadas por El Ancasti indicaron que dos hombres ocuparon el banquillo de los acusados por un hecho ocurrido en enero de 2017: José Orlando Ibáñez y un joven que era adolescente al momento del hecho. Ibáñez fue imputado por el delito de “encubrimiento por receptación agravado por la participación de un menor de edad” y el joven por “encubrimiento por receptación”.
Según se precisó, los imputados evadieron en motocicleta un control policial mientras llevaban encima una caja que en su interior contenía distintos elementos que le habían sido sustraídos de su domicilio a la víctima. No obstante, no hubo forma de determinar que ellos fueran los autores del robo por eso se les imputó por el encubrimiento. Además, se indicó que el adulto
está preso en el Servicio Penitenciario Provincial. Dada esta situación, participó de la audiencia de manera virtual.

El debate fue presidido por el juez Rodrigo Morabito y el Ministerio Público Fiscal estuvo representado por el fiscal penal juvenil Guillermo Narváez. El joven –quien fuera adolescente al momento del hecho- es defendido por el defensor oficial de este fuero especializado Sergio Véliz; Ibáñez fue representado por la abogada Alejandra Sauzuk.

En la primera audiencia, ambos acusados optaron por mantenerse en silencio. En la segunda audiencia, se presentaron los testigos, entre ellos la damnificada. El fiscal mantuvo la acusación. En tanto que el defensor oficial Véliz solicitó la absolución o, en su defecto, medidas alternativas. En tanto que la abogada Sauzuk consideró que no se acreditó que Ibáñez se valiera del adolescente y citó el caso “Las Grullas”. Por ello, la defensora particular solicitó que se suprimiera el agravante “por la participación de un menor de edad” y la pena mínima.

El magistrado halló culpable al joven y fijó medidas alternativas por el plazo de un año, entre ellas que realice una capacitación laboral o que adopte un oficio y que se inserte al sistema de educación formal. A Ibáñez lo halló culpable pero le suprimió el agravante y fijó una pena de un año y seis meses de prisión. Además, solicitó que se unifique la sentencia a la establecida en octubre de 2019, imponiéndole la pena única de cuatro años y dos meses.

Otras Noticias