POR UNANIMIDAD

Condena de 14 años por el crimen de Daniel Vega en Andalgalá

Fiama Lobos fue hallada culpable del delito de “homicidio simple”. Sin embargo, no se le revocó el beneficio de prisión domiciliaria.
martes, 2 de junio de 2020 · 01:07

En la tercera y última jornada por la violenta muerte de Daniel Vega, los jueces de la Cámara Penal de Tercera Nominación hallaron culpable a Fiama Lobos (22) del delito de “homicidio simple”. En consecuencia, fue condenada a la pena de 14 años de prisión. No obstante, no se le revocó el beneficio de prisión domiciliaria que recientemente había obtenido. El debate, que se inició la semana pasada, se desarrolló a través de videoconferencia.

Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que el fiscal de Cámara Miguel Mauvecín mantuvo la acusación y pidió una condena de 14 años. En tanto que Luis Gribaudo, abogado de la querella, solicitó un castigo más duro: “homicidio agravado por alevosía”. Tal acusación, de acuerdo con el Código Penal Argentino, prevé una pena de prisión perpetua. Es decir, cuando se hayan cumplido 35 años de condena, siempre y cuando los informes sean favorables, la persona condena podría acceder a algún beneficio excarcelatorio, como la salida transitoria o la libertad condicional. En su defecto, el abogado de la querella peticionó la pena máxima prevista para el delito de “homicidio simple”, 25 años de prisión. Por su parte, Víctor García, el abogado de la defensa, solicitó la absolución por la legítima defensa.

Tras escuchar los alegatos, Fiama Lobos optó por el silencio. Desde Andalgalá, donde se encuentra, prefirió no hacer uso de su derecho a expresar una última palabra. Luego de un cuarto intermedio, los magistrados Marcelo Soria, Patricia Olmi y Jorge Palacios, por unanimidad, hallaron culpable a la joven del delito por el que venía acusada y, en consecuencia, la condenaron a la pena de 14 años de prisión, según lo solicitado por el Ministerio Público Fiscal. Además, los jueces no revocaron la prisión domiciliaria que semanas atrás se le concedió a Lobos, quien es madre de una niña pequeña.

Expediente
Daniel Nicolás Vega (64) murió en junio de 2018 en Huaco, Andalgalá, al recibir un puntazo en un ojo. Por este hecho, Fiama Lobos (22) fue sindicada. De acuerdo con la investigación, presuntamente, durante un forcejeo, Lobos le habría incrustado un cuchillo en un ojo. Vega fue trasladado de inmediato al Hospital San Juan Bautista donde murió tras agonizar cinco días. En un primer momento, Lobos fue detenida y acusada por el delito de "lesiones graves". Tras la muerte de Vega, la Justicia interviniente agravó la imputación a "homicidio simple", cuyo castigo previsto en la escala penal va de ocho a 25 años de prisión.
Lobos declaró que ayudaba a Vega en el envasado de los dulces caseros que él fabricaba y que esa madrugada él intentó abusarla sexualmente. Aseguró que en otras oportunidades había intentado tocarla sin lograrlo y que ese día, al no lograr su cometido, se puso violento. Ella reconoció que en medio de los empujones tomó un cuchillo con el que tiró dos puntazos y salió corriendo. Al momento de ser arrestada negó que otra persona haya estado involucrada.n

Otras Noticias