Caso Peñaflor: niegan libertad

sábado, 2 de mayo de 2020 · 01:00

La jueza de Control de Garantías de la ciudad de Frías, María Gabriela Núñez de Cheble, rechazó los pedidos de libertad y prisión domiciliaria solicitados por Lindor Alfredo Rodríguez y Claudia Viviana Pereyra -sospechados del crimen de Ricardo Peñaflor-, y les prorrogó la prisión preventiva por los próximos seis meses. La solicitud fue presentada aduciendo entre otros pretextos, que los dos podrían contraer COVID-19 en el lugar de detención.

Rodríguez y Pereyra integran el grupo de los cinco imputados por el crimen ocurrido en noviembre de 2019 en la provincia de Santiago del Estero conformado además por el catamarqueño Saúl Jerez (74), y los hermanos Jesús Osmar Pinto (47) y Daniel Ramón Pinto (38). 

Rodríguez (56) es policía retirado. Pereyra (51 años) es docente en el departamento Choya y esposa de Rodríguez, con quien Peñaflor habría mantenido un romance. 
El pedido fue realizado la semana pasada y tras las oposiciones presentadas por la querella y la fiscalía, a cargo de Gustavo Zavalía, la Justicia falló en contra de los dos acusados. 
Por otra parte, fuentes judiciales informaron a El Ancasti que el miércoles la defensa de los Pinto solicitó para ambos el cese de prisión preventiva y que se les otorgue la excarcelación anticipada “bajo mi fianza personal”. 

Los Pinto fueron detenidos a principios de diciembre de 2019 y estaba previsto que el 20 de abril se decida si se prorrogaba nuevamente la medida. Con la pandemia la justicia santiagueña dispuso feria judicial extraordinaria y en este marco, solicitó que se revea la situación citando el Pacto de San José de Costa Rica y la Declaración de Derechos Humanos y Deberes del Hombre (DADH) entre otros. 

En otro apartado de su pedido señala que el fiscal Zavalía actuó “de mala fe”, lo que “nulifica el proceso”. En este contexto, la querella a cargo de Abel Mauas pidió que se rechace la petición de libertad y que se les prorrogue la prisión preventiva, argumentando que existen peligros procesales ya que podrían fugarse o entorpecer el desarrollo de investigación. 
Sostiene entre otros argumentos que existe peligro de fuga por la pena que contempla el delito de “homicidio agravado” que se les endilga, de al menos 35 años de prisión perpetua.  

El hecho
El martes 6 de agosto de 2019  familiares de Peñaflor lo dieron por desaparecido. Vivía en  localidad de Chañar Laguna, departamento El Alto -Catamarca-, y la denuncia de su desaparición fue radicada ese día en la subcomisaria de Colonia Achalco. El cuerpo del pequeño productor agropecuario fue hallado el jueves 8. Lo habían ejecutado de un disparo en la cabeza y calcinado dentro de su camioneta, a 15 kilómetros del domicilio de Jerez, en Santiago del Estero.