LA ULTIMÓ DELANTE DE UNA AMIGA

Joven fue asesinada de un tiro en el rostro y detuvieron al exnovio

Sucedió en la localidad de Yuto. El principal sospechoso cuenta con graves antecedentes por violencia de género.
martes, 12 de mayo de 2020 · 01:08

Una joven, de 25 años, fue asesinada de un disparo en el rostro cuando caminaba junto a su amiga por las calles de la localidad jujeña de Yuto y por el crimen la Policía local busca intensamente a un exnovio, quien ya tenía graves antecedentes de violencia de género. El asesinato se produjo en la noche del domingo, alrededor de las 21.30, en el barrio Estación, de esa localidad del partido de Ledesma, y tuvo como víctima a Rocío Celeste Ocampo, según informó el sitio del diario El Tribuno. En la mañana de ayer, el principal sospechoso fue detenido.

Tras un llamado telefónico, una ambulancia del servicio de emergencia local SAME se dirigió al lugar y constató la presencia del cuerpo de la joven, ya fallecida. Allí se encontraba otra mujer de 29 años, quien aseguró que la chica había sido atacada de un balazo por un exnovio de la víctima cuando ambas caminaban por esa zona situada junto a unas vías.

 Según indicó a la Policía, el exnovio, un joven de 24 años llamado Ricardo Núñez, se presentó ante ambas de imprevisto y ella decidió apurar el paso, para no interferir en el diálogo de la expareja. En determinado momento, siempre según relató la testigo a la Policía, se dio vuelta y vio a su amiga tirada, momento en el cual Núñez le dijo "llamá a la ambulancia, parece que la maté", para luego darse a la fuga.

En el caso tomó intervención el ayudante fiscal Orihuela, quien ordenó el traslado del cuerpo de la joven asesinada. Al mismo tiempo, ordenó que el cuerpo sea examinado por el médico de Policía y luego trasladado a la morgue del Hospital Oscar Orías. Poco antes de las 23, el profesional médico informó que el cuerpo presentaba una herida provocada con un arma de fuego, con un orificio de entrada a la altura de las fosas nasales. 

Fuentes vinculadas a la investigación indicaron que el sospechoso del crimen había salido de prisión a fines del año pasado luego de haber cumplido una pena de tres años y medio de prisión por un caso de "lesiones agravadas calificadas por la condición de la víctima y violencia de género".

Fuentes de la Policía de la Provincia de Jujuy informaron que ayer en la mañana se detuvo en la localidad de Yuto a Ricardo Javier Nuñez sindicado como el autor del disparo que acabó con la vida de Rocío Ocampo. Según se precisó, 

El caso fue caratulado como "homicidio agravado por el vínculo con el uso de arma de fuego y violencia de género". En este violento hecho está a cargo la Brigada de Investigaciones de Libertador General San Martín con la actuación de la Fiscalía de violencia de Género y sexual Nº 2 del Centro Judicial San Pedro a cargo del agente fiscal José Alfredo Blanco.

Estadísticas
La mujer, de 37 años, que fue hallada asesinada el pasado miércoles, enterrada en una casa de la localidad bonaerense de Ascensión, hecho por el que fue detenida su pareja, se convirtió en la víctima de femicidio número 67 en lo que va del año, y la 33 desde el inicio de las medidas de aislamiento social, preventivo y obligatorio por la pandemia de coronavirus. En ese sentido, desde el 1 de enero 67 mujeres fueron asesinadas por motivos de género, 33 de las cuales -entre ellas una bebé de dos meses y dos niñas de 2 y 7 años- murieron a partir del 20 de marzo último.

Del total de femicidios ocurridos en el año, el 44 % fue cometido por las respectivas parejas, mientras que el 24 % fue perpetrado por exvínculos afectivos. Solo en un tres por ciento de los casos, la víctima no conocía a su asesino. Otro dato no menor y que alarma, es que en el mes de abril se cometió un femicidio cada 26 horas.

Desde el 1° de enero hasta el 30 de abril, el observatorio Ahora Que Sí Nos Ven contabilizó 117 víctimas de femicidios, con 125 hijos que quedaron atrás. A todos ellos les correspondería una reparación económica, similar a una jubilación mínima, de acuerdo a la Ley Brisa 27.452, aprobada en julio del 2018, pensada desde sus inicios para niñas, niños y adolescentes cuyo progenitor haya sido el asesino (o participado del crimen) de su mamá y esté procesado o condenado.

La cuarentena claramente agudizó el problema. De acuerdo con Ahora Que Sí No Ven, solo en abril, 31 niños quedaron huérfanos por los femicidios. Del análisis estadístico se desprende otra tendencia clara: el 66% de los crímenes contra las mujeres se cometió dentro de la propia vivienda de la víctima.

En medio de la cuarentena obligatoria por la pandemia de coronavirus, que ya pasó la barrera de los 50 días, muchas de las mujeres que sufren violencia de género y están recluídas para evitar los riesgos del contagio, están expuestas a otros peligros en el encierro con su agresor.

Otras Noticias