viernes 12 de julio de 2024
Remoción de la cúpula policial por casos de "gatillo fácil"

Una mujer, a cargo de la policía cordobesa

Es la comisario general Liliana Zárate Belletti. Será la primera vez que una mujer esté al frente de la fuerza provincial.

Por Redacción El Ancasti

La cúpula de la Policía de Córdoba fue removida ayer tras dos casos de gatillo fácil, uno de ellos ocurrido el pasado domingo y el otro en agosto último, y por primera vez una mujer fue designada al frente de la Fuerza provincial.

"Comunicamos que se ha designado nueva jefa y subjefe de la Policía de Córdoba. Se hará cargo la comisario general Liliana Rita Zárate Belletti y como subjefe el comisario general Ariel Darío Lecler", informó el Ministerio de Seguridad provincial a través de su cuenta de Twitter.

Las flamantes autoridades luego de asumir se reunieron con el gobernador cordobés, Juan Schiaretti quien agregó: «No hay palabras que reparen el dolor, cualquier frase es vacía. Lo único que los gobernantes tenemos que hacer es asumir y resolver los problemas», concluyó Schiaretti.

Gustavo Vélez dejó de ser el titular de la Policía de Córdoba y fue reemplazado por la comisario general Zárate Belletti, quien se convirtió en la primera mujer en ocupar el cargo.
La comisario fue directora General de Investigaciones, directora de Drogas Peligrosas e instructora de la Escuela de Cadetes; también dirigió el Centro de Comunicaciones y Video Vigilancia durante 12 años y fue oficial Superior en Bienestar Policial, el Policlínico Policial y en la Dirección de Formación Profesional.

Los cambios en la cúpula de la Fuerza provincial se dieron luego de dos resonantes casos de gatillo fácil sucedidos este año.
Uno de ellos ocurrió el pasado domingo, cuando Joaquín Paredes, de 15 años, se encontraba reunido con un grupo de amigos en la localidad de Paso Viejo, de Cruz del Eje, y recibió un disparo por parte de un efectivo.
Además, en ese hecho, resultaron heridos otros dos adolescentes: Jorge Navarro, de 18 años, y Braian Villagra, de 15.

Por el hecho detuvieron a cinco policías, quienes están acusados por los delitos de homicidio agravado y lesiones graves; y un subcomisario y su chofer, pasaron a situación pasiva.
 En tanto, el otro caso en el que efectivos de esa fuerza quedaron involucrados, fue el del joven Blas Correas, de 17 años, que murió el 6 de agosto pasado tras ser alcanzado por el disparo que recibió cuando el auto en el que iba junto con amigos evadió un control policial en Ciudad de Córdoba.

Seguí leyendo

Te Puede Interesar