EN EL CENTRO DE LA CIUDAD

Usurpadores disputan la propiedad de una vivienda

Aseguran que no conocen a los dueños del inmueble que comparten. Hubo otras usurpaciones.
sábado, 31 de octubre de 2020 · 01:08

Un hombre de 56 años denunció que un individuo, con quien comparte una vivienda ubicada por calle Rojas al 100, lo amenazó con arrojarle las pertenencias a la calle si no abandonaba el inmueble.

Según fuentes judiciales, el denunciante informó que ni él ni el otro hombre son propietarios de la casa y que además desconocen la identidad de los dueños. El supuesto damnificado aseguró que mantiene diferencias con su compañero de vivienda desde hace tiempo, y en el caso de ser expulsado de la propiedad no tendría a donde ir a vivir. 

Por otra parte, una mujer de 55 años denunció que una familia le usurpó varios lotes en la localidad de Pomancillo, departamento Fray Mamerto Esquiú. Según fuentes judiciales, al momento de denunciar el hecho la damnificada explicó que con los supuestos delincuentes mantiene una antigua disputa por la tenencia de las tierras y que por los distintos enfrentamientos radicó las denuncias penales correspondientes.

En este contexto, informó que, el 20 de octubre, sus acusados ingresaron a los terrenos con máquinas viales y realizaron tareas de desmonte. 

En el mismo departamento, esta vez en la localidad de La Tercena, otra mujer denunció la usurpación de un terreno de su propiedad. De acuerdo con lo informado por fuentes oficiales, su representante legal concurrió a la sede judicial y realizó la presentación penal en su nombre. Dijo que el jueves, pasado el mediodía, personas desconocidas ingresaron a la propiedad, descargaron arena y realizaron excavaciones, presuntamente, para la construcción de una edificación.

Un hombre de 61 años con domicilio en la villa de Ancasti, departamento homónimo, también denunció –en la Unidad Judicial Nº10-, la usurpación de un terreno de su propiedad ubicado en la zona sur de la ciudad. 

Es un delito
El Código Penal establece, en el artículo 181, que será reprimido con una pena de prisión de seis meses a tres años quien "despojare a otro" de la posesión o tenencia de un inmueble cuando ese despojo sea "por violencia, amenazas, engaños, abusos de confianza o clandestinidad".

El delito puede materializarse, prevé el Código, "invadiendo el inmueble, manteniéndose en él o expulsando a los ocupantes", y si se dan estos requisitos, basta con que el despojo sea "parcial" para que exista delito.

El artículo 181 también reprime la alteración de los límites y la "turbación". Castiga con la misma pena -prisión de seis meses a tres años- a quien "para apoderarse de todo o parte de un inmueble, destruyere o alterare los términos o límites del mismo" y a quien "con violencias o amenazas, turbare la posesión o tenencia de un inmueble".

La víctima de la usurpación, según el Código, no necesariamente debe ser dueña del inmueble. Podría ser, por ejemplo, un inquilino. El artículo 181 reprime al que despojare a otro "de la posesión o tenencia de un inmueble o del ejercicio de un derecho real constituido sobre él".