FUE REGISTRADO POR UNA CÁMARA DE SEGURIDAD

Detuvieron al sospechoso de abusar de una médica en un ataque callejero

El ultraje sucedió en julio del año pasado. El presunto agresor tiene 35 años y mañana lo indagarán.
martes, 7 de enero de 2020 · 01:08

El sospechoso de haber abusado sexualmente de una médica en un violento ataque callejero que quedó registrado en un video captado por una cámara de seguridad, fue finalmente detenido este lunes en Rosario. El brutal ataque sucedió en julio del año pasado.

El hecho que dio origen a la causa se produjo el 7 de julio pasado, frente a un edificio de la calle Maipú al 2200, pero las imágenes fueron difundidas por el Ministerio Público de la Acusación (MPA) la semana pasada, con el objetivo de localizar al atacante. El agresor fue apresado en horas del mediodía en las inmediaciones de Santa Fe y Buenos Aires en base a datos aportados a la investigación tras la difusión de las imágenes, que permitieron identificar al sujeto.

Según trascendió, el detenido tiene 35 años y deberá comparecer, en audiencia imputativa, mañana. En el video se puede ver cómo el detenido lleva a una mujer casi inconsciente, la deja en el piso y se le abalanza con la intención de abusar de ella. La víctima se resiste e intenta infructuosamente darse a la fuga.

Luego se ve cuando el individuo la golpea con violencia contra la fachada del edificio donde está la cámara de seguridad que registró las imágenes. Tras cartón le sustrae sus pertenencias de valor y se da a la fuga. La mujer fue hallada desmayada por un vecino 45 minutos después de que se registrara el ataque.

Tras dar aviso al 911, fue trasladada por una ambulancia del Servicio Integrado de Emergencias Médicas al Hospital Provincial.

Los médicos constataron que presentaba lesiones compatibles con golpes en zona de la cabeza, con pérdida de conocimiento, y lesiones por golpes en la cara que le causaron la fractura de tabique nasal, que obligó a que fuera sometida a una cirugía.

En un primer momento, la fiscal de la Unidad de Delitos contra la Integridad Sexual, Alejandra Raigal, orientó la investigación hacia los cuidacoches de avenida Pellegrini, ya que la víctima había estado esa noche en uno de los bares de la zona, según indicó el diario La Capital.

Tras la difusión del video, la médica atacada, Gimena Sol Corral, de 36 años, reveló en declaraciones periodísticas que sentía "mucho miedo" y que, como el autor del abuso estaba prófugo, no se sentía segura cuando salía a la calle. 

Testimonio
La médica, en una entrevista televisiva, contó que decidió que se difundiera el video para encontrar al hombre que la atacó y afirmó: "Sé que estaba drogada, no me podía mantener en pie y del bar salí caminando bien. No sé con qué me drogaron, ni dónde, ni cuándo". 

"No recuerdo nada. Me acuerdo de ponerme la campera para salir del bar donde estaba y después abrir los ojos y estar en un hospital al otro día. Cuando me desperté en el hospital, di el teléfono de mi familia y llamaron para decir que estaba internada en coma alcohólico. Me trasladaron a otro sector y permanecí internada cuatro días con el diagnóstico de fractura de tabique y cuadro de vértigo, y quedé imposibilitada por tres meses para cualquier actividad física. De eso mejoré, ahora queda recuperarme de lo emocional", relató.

“Esto me pasó a mí el 7 de julio. Más allá de esta brutal agresión que me costó una cirugía y meses de recuperación física, recibí posteriormente burlas, malos tratos, indiferencia, entre otras cosas, que no vienen al caso en este momento.

Mi intención ahora es pedirles ayuda, para difundir y poder encontrar a este hijo de p…, y de esa manera evitar que lo vuelva a hacer. No es una necesidad de venganza personal, es tratar de evitarle a otra mujer el dolor que al día de hoy, sigo atravesando, y que me impide retomar mi vida habitual. Gracias”, había expresado a través de sus redes sociales.

La denunciante aún no pudo regresar a trabajar de manera habitual y se quejó porque en el hospital no le realizaron un examen toxicológico ni le creyeron que había sufrido un abuso.

Sobre la decisión de difundir el video donde se observa la agresión, la joven explicó: "La idea me afectó a mí y a mi familia, pero es una decisión que tomamos para que se encuentre a esta persona, para evitar que le haga daño a otra mujer. Eso es lo que más nos importa".

Su hermana Julieta se mostró enojada con la fiscalía que lleva adelante la investigación: "Las imágenes las conseguí yo. Fui al edificio y busqué las cámaras de seguridad, no fue la fiscalía. Toda la información que hay en la causa la juntó la familia. Pasaron tres meses hasta hoy y no tuvimos ninguna novedad", contó.

Además, la denunciante comentó  que después de los tres meses de recuperación física, volvió a trabajar pero "solamente aguanté dos semanas, no lo pude sostener". Sobre el agresor, la víctima explicó: "A esta persona no la conozco, jamás la vi en mi vida".

Otras Noticias