LOS ABOGADOS QUERELLANTES SE PRESENTARON EN LA FISCALÍA DE BELÉN

Víctima de abuso sexual insistió en la acusación contra el cura Pachado

Se pidió avanzar con medidas probatorias para poder imputar al religioso. La prescripción le fue denegada.
miércoles, 4 de septiembre de 2019 · 02:08

El sacerdote Moisés Pachado podría estar más cerca de ser acusado formalmente por el delito de “abuso sexual”. A finales del año pasado, una joven –que actualmente tiene 30 años- lo denunció, en Belén, por presuntos ultrajes que el cura habría cometido cuando ella era una niña, en 1997. Si bien el religioso intentó que se declare la prescripción de la causa, el planteo no tuvo éxito.

Sebastián Ibáñez, abogado de la querella, se presentó ayer en la Fiscalía Penal de la Tercera Circunscripción Judicial, con sede en Belén, acompañado por su colega Bruno Jerez, quien asumió como copatrocinante letrado. De acuerdo con información a la que accedió este diario, ambos abogados solicitaron ampliar la prueba y que se amplíe el socioambiental de la denunciante, entre otras medidas probatorias necesarias, a fin de avanzar a la imputación y la posterior citación a indagatoria.

Además, Ibáñez remarcó que las maniobras dilatorias planteadas por el cura Pachado para lograr la prescripción de la causa no prosperaron. Estas fueron denegadas en todas las instancias, aseguró. Al respecto, la defensa había planteado que, como los hechos que se le endilgaron datan de 1997, la causa podría estar prescripta. 

El Tribunal de Alzada este 3 de julio abrirá la audiencia para resolver el recurso de apelación. Una vez concretado el planteo, los jueces Raúl Da Prá, Edgardo Álvarez y Juan Pablo Morales deliberarán si se hace lugar a la prescripción de la causa o la rechaza y vuelve el expediente a la Fiscalía Penal de Belén para que avance la investigación.

El pasado 11 de julio, la Cámara de Apelaciones rechazó en forma unánime el pedido de prescripción presentado por la defensa del sacerdote Moisés Pachado. El fallo del Tribunal de Alzada, integrado por Raúl Da Prá, Edgardo Álvarez y Juan Pablo Morales, resolvió no hacer lugar al planteo efectuado por Roberto Mazzucco, abogado defensor, en la audiencia desarrollada el miércoles 3 de julio. Ante este revés, el expediente debió regresar a la Fiscalía de la Tercera Circunscripción Judicial, a cargo del fiscal Jorge Flores, quien deberá expedirse en tal sentido: es decir, si acusa a Pachado de un delito de índole sexual o si es que desestima la denuncia y pide el archivo.

Denuncia
La joven, que actualmente tiene 30 años, denunció al cura Pachado a finales del año pasado. Si bien la joven es oriunda de Belén, hoy por hoy reside en Tucumán. Había expresado su caso en su muro de Facebook, donde recibió una importante cantidad de mensajes de apoyo. Días después, denunció penalmente en la Fiscalía de Belén. El sacerdote Moisés Pachado fue denunciado penalmente por haber abusado sexualmente de una niña de nueve años en 1997. Por entonces, el religioso estaba radicado en la localidad de Hualfín, en el departamento Belén.

Su historia se dio a conocer a los pocos días de que la actriz Thelma Fardín haya denunciado públicamente al actor Juan Darthés, de haber abusado sexualmente de ella cuanto tenía 16 años, en una gira por Nicaragua con el elenco de la tira Patito Feo.

Cuando el caso tuvo eco, el cura acusado rechazó públicamente la denuncia que pesaba en su contra. “Niego absolutamente que esto haya sucedido. Me extraña porque tanto tiempo ha pasado. Yo siempre he estado volviendo por mi pago y no he andado escondiéndome. Ha tenido grandes oportunidades para denunciarme o recriminarme y no lo ha hecho”, expresó.

Historia
"Un día domingo después de misa él me pide que me quede a ayudarle a acomodar todo en la sacristía, acepto y en eso viene por detrás y me besa, después me lleva a su dormitorio (…) me baja el pantalón y toca mis partes íntimas, le pedía que no lo haga mientras lloraba. Me dice que era un secreto y no lo podía decir a nadie. Salí corriendo, me subí el pantalón como pude”, había expresado la joven a través de esta popular red social. 
 
Descargo
Sin embargo, Pachado salió a defenderse. “Esta denuncia es totalmente falsa, soy inocente”, aseguró. El cura señaló que decidió romper el silencio por consejo de sus abogados, ante los “agravios y ataques”.

“Consideramos que era necesario efectuar esta aclaración y no solo por mi persona, sino por todos los fieles de mi iglesia que me siguen y que creen en mi persona como un representante de Dios, nuestro Señor y que depositan diariamente su fe y su confianza en mí. También por mi familia, que están sufriendo y están muy preocupados por esta denuncia totalmente falsa”.

“No puedo saber por qué se llevó a hacer esta denuncia que perjudica y me perjudicó tanto en mi vida como persona y como sacerdote. Es una denuncia muy grave, supuestamente un abuso a una niña es algo muy grave para todo el mundo", dijo.

“Soy intachable en mi vocación, todo el mundo sabe lo que he hecho y lo que significo para la diócesis de Catamarca”, sentenció Pachado.

 

El hábito entre el pecado y el delito

“Al César lo que es del César y a Dios lo que es de Dios”, dice Mateo 15, 21. Sin embargo, los sacerdotes que habrían incumplido con el sexto mandamiento –impulsados por sus bajos instintos- aún no llegan a ser juzgados, de acuerdo con el Código Penal Argentino (CPA). 

Catamarca registra tres denuncias contra curas acusados de abusar sexualmente. Juan de Dios Gutiérrez, Renato Rasguido y Moisés Pachado visten el hábito y están bajo la mirada de la Justicia de los hombres para responder por estos delitos.

De los tres sacerdotes acusados, Juan de Dios Gutiérrez podría ser el primer religioso en Catamarca en ser juzgado por abuso sexual. En marzo de 2009 el presbítero Renato Rasguido asumía como párroco de Andalgalá. Cinco años después una mujer lo denunció por reiterados abusos sexuales en contra de su hijo adolescente, quien lo ayudaba en las tareas eclesiásticas. La fiscalía lo imputó y el religioso guardó silencio. Tiempo después tuvo que mudarse de Andalgalá al edificio del Obispado, en la Capital. Aún no hay fecha para el debate oral y público.

Los dos casos de abusos sexuales que involucran a miembros del clero local figuraban en la nómina de los 62 casos denunciados, que se presentó en 2017, y en los que se observa que un mínimo porcentaje ha terminado con una condena en la Justicia y la expulsión del sacerdocio. Ahora, se sumó el caso del cura Pachado, también de Belén.

La denuncia la realizó una joven en diciembre del año pasado, quien aseguró que fue ultrajada por el cura, cuando era niña de nueve años, en Belén, en 1997. 

La defensa consideraba que la causa estaba prescripta. En julio último, la Cámara de Apelaciones rechazó en forma unánime el pedido de prescripción presentado por la defensa del sacerdote Moisés Pachado. 

El fallo del Tribunal de Alzada, integrado por Raúl Da Prá, Edgardo Álvarez y Juan Pablo Morales, resolvió no hacer lugar al planteo efectuado por Roberto Mazzucco. El expediente regresó a la Fiscalía de Belén, a fin de que el fiscal Jorge Flores se expida sobre si acusa a Pachado de un delito de índole sexual o si es que desestima la denuncia y pide el archivo.

Otras Noticias