Crimen del productor enrique peñaflor

Prisión preventiva para el principal sospechoso

Saúl Jerez está con arresto domiciliario. La querella teme que los otros dos imputados sean excarcelados.
martes, 17 de septiembre de 2019 · 02:08

El Juzgado de Control y Garantías de Frías, en la provincia de Santiago del Estero, dispuso ayer que Saúl Jerez (74), principal sospechoso por muerte del catamarqueño Enrique Peñaflor, continúe detenido en su domicilio por los próximos seis meses. La medida fue solicitada por el ministerio público fiscal santiagueño, representado por los fiscales Gustavo Montenegro y María Belén Pan. Jeréz fue arrestado a mediados de agosto, aproximadamente a una semana del hallazgo del cuerpo de Peñaflor, totalmente calcinado en la caja de su camioneta. A fines de agosto y por problemas de salud, la jueza Control María Gabriela Núñez de Cheble -quien ahora dispuso prisión preventiva-, lo benefició con prisión domiciliaria.

Se pudo conocer que el hombre continuará privado de la libertad bajo el mismo régimen, y que en las próximas horas se le realizará un chequeo médico para evaluar su estado de salud. La medida fue adoptada en consonancia con el requerimiento realizado por la querella, en representación de la familia Peñaflor bajo el patrocinio del abogado Abel Mauas, quien además pidió la extensión de la prisión para y Lindor Alfredo Rodríguez (55) y Claudia Viviana Pereyra (51), detenidos en el marco de la investigación. Otras fuentes consultadas por este diario explicaron que Rodriguez, expolicía y esposo de Pereyra -docente rural en el departamento Choya-, podrían ser excarcelados en las últimas horas, mientras se espera el resultado de pericias realizadas a imágenes registradas por cámaras de seguridad instaladas en la ciudad de Frías. También llegarían esta semana una serie de informes sobre supuestos mensajes y llamadas mantenidas presuntamente por Jeréz, miembros de su familia y la pareja, relacionadas con Peñaflor. 

Desde el entorno familiar de la víctima, cuyos restos fueron hallados el 8 de agosto en un paraje ubicado al norte de Frías sobre el antiguo trazado de la ruta 157, a unos 10 kilómetros de esa ciudad, manifestaron su preocupación ante la posibilidad de que se les otorgue la libertad, ya que hasta el momento la Justicia interviniente contaría solamente con un testimonio brindado por Jerez en sede policial, donde los vincula con la muerte del pequeño ganadero catamarqueño. 

"Jerez se quebró cuando estaba alojado en una comisaría, y ese sería el testimonio en contra de los acusados. Pero habría imágenes recogidas por cámaras de seguridad" que los complicaría, señaló el abogado querellante. Peñaflor fue ejecutado con un disparo en la cabeza y a través de un estudio de ADN de los restos carbonizados, se logró establecer su identidad. “Ya está todo hecho. Ya me deshice del arma”, habría dicho Jerez a uno de sus cómplices en un archivo de audio que, sumado al arma hallada, compatible con la munición encontrada en el cráneo de la víctima, complicaría la situación judicial de los tres detenidos.

Nicolás Miguel Vega (49), el cuarto imputado por “homicidio agravado con el concurso premeditado de dos o más personas” fue liberado recientemente por la falta de elementos en su contra, pero continúa vinculado a la investigación.

Otras Noticias