Mientras se espera el resultado de ADN

Crimen de Frías: un mensaje de audio complicaría a un detenido

Habría dicho "ya está hecho, ya me deshice del arma". Los cuatro imputados continúan detenidos.
lunes, 26 de agosto de 2019 · 02:03

SANTIAGO DEL ESTERO

Mientras se aguarda el resultado de los estudios de ADN para determinar si los restos calcinados hallados a principios de mes en la caja de una camioneta cerca de la ciudad de Frías en la provincia de Santiago del Estero pertenecen al desaparecido ganadero catamarqueño Ricardo Peñaflor, las pesquisas siguen adelante con la investigación y según se supo, habrían dado con un audio enviado por uno de los cuatro imputados en el que se informa que el crimen fue perpetrado. 

Según el portal nuevodiarioweb, en las últimas horas los especialistas de la Policía de Santiago del Estero en colaboración con efectivos de la Policía de Catamarca, habrían accedido a un audio enviado por uno de los cuatro imputados como los presuntos autores del crimen de Ricardo Peñaflor, a través de un servicio de mensajería telefónico. 

“Ya está todo hecho. Ya me deshice del arma”, habría dicho el catamarqueño Saúl Jerez (74) a uno de sus cómplices. 
 Jerez fue detenido a mediados de agosto en la localidad de Chañar Laguna -donde vivía Peñaflor-, al igual que Lindor Alfredo Rodríguez, (55) -policía retirado-,  Nicolás Miguel Vega (49) y Claudia Viviana Pereyra (51), docente en la zona rural del departamento Choya y esposa de Rodríguez, quienes fueron detenidos en el lado santiagueño.

La existencia de estos audios abonaría la hipótesis de que el cuerpo carbonizado pertenecería a Peñaflor, quien habría sido ejecutado presuntamente por la disputa de tierras y ganado. 

Se supo que los investigadores analizan otro audio que habría sido enviado por una familiar de Jeréz, en el cual los dos sospechosos habrían intercambiado información sobre el lugar donde había sido ocultada el arma de fuego utilizada para ejecutar a Peñaflor. 

Se trataría de la misma arma secuestrada por los investigadores, de la cual se esperan las pericias de balística para determinar si el proyectil extraído del cerebro de la víctima fue o no disparado por la misma. 

El hecho

Peñaflor vivía en la localidad de Chañar Laguna, departamento El Alto, y la denuncia de su desaparición fue radicada el 6 de agosto en la subcomisaría de Colonia Achalco. 

El jueves 8 de agosto a la mañana efectivos policiales y familiares del desaparecido hallaron la camioneta de Peñaflor, en un paraje ubicado al norte de Frías, sobre el antiguo trazado de la ruta 157, a unos 10 kilómetros de esa ciudad santiagueña. 

En la caja había restos carbonizados de cadáver, quien según la autopsia fue asesinado de un disparo en la cabeza y luego incinerado, junto al rodado en cuestión. 

En el lugar los especialistas hallaron un elemento compatible con cables o alambres por lo que las pesquisas tratan de establecer si la víctima fue maniatada o envuelta en alambre antes de ser quemada. 

Rápidamente se logró establecer que la camioneta pertenecía a Peñaflor y el hallazgo del cuerpo quedó ligado a la suposición de que el muerto, sería Ricardo Peñaflor. 

Sobre esta premisa avanzaron las investigaciones y se logró vincular a los cuatro detenidos con el crimen,  quienes la semana pasada fueron citados a declarar y se abstuvieron de hacerlo.

Otras Noticias