sustraían los rodados en capital y los escondían en piedra blanca

Por un casco, lograron desarmar una banda que robaba motos

La punta del ovillo fue el arresto de dos personas que ofrecían un casco que había sido robado. En una casa se encontraron motopartes.
viernes, 23 de agosto de 2019 · 02:25

Tres personas quedaron arrestadas, sospechadas de integrar una red que se dedicaba al robo de motocicletas, desarme del rodado y venta de sus partes en diferentes puntos de la Capital y en Fray Mamerto Esquiú.

Según confirmaron fuentes policiales consultadas por El Ancasti, la investigación se originó tras el robo de una motocicleta Skua 150 cc blanca y roja en calle Zurita, frente al ingreso del Hospital de Niños Eva Perón.

La pesquisa realizada por personal de la División Investigaciones condujo a un sujeto conocido como "Coco" Villagra, quien fue arrestado junto con otro de apellido López Gutiérrez. Ambos estaban el miércoles a la tarde en la Plaza El Maestro, supuestamente ofreciendo un casco que había sido robado. Luego, personal de la División Sustracción de Automotores logró averiguar que en un domicilio del barrio Magisterio había una motocicleta Motomel CG 150 cc, que tras consultar en la base de datos de dicha dependencia estableció que había sido denunciada como robada el martes. Este rodado fue localizado y secuestrado.

Los investigadores fueron atando cabos y lograron determinar que había una conexión con una persona del círculo íntimo de Villagra que tenía su casa en Piedra Blanca. Este domicilio, ubicado en la avenida Girardi, hacía las veces de "aguantadero". El martes a la tarde la Policía realizó un registró en esa vivienda y se dio con una variedad de motos y partes que tenían la particularidad de contar con el chasis y el motor adulterados.

Según la información policial, se encontraron una Motomel Skua 150 cc con el tambor de arranque dañado, una Honda CG Today 125 cc, Motomel XMM 250 cc, sin ruedas ni manubrio, una Motomel XMM 250 cc y sin motor. En el domicilio también se encontraron elementos para las adulteraciones y borrado de números de chasis y motores.

El dueño de la casa, de apellido Rizzo, fue arrestado en averiguación del hecho. 
Las actuaciones fueron labradas por personal de la Unidad Judicial 11. 

 

"Medida estratégica"

El jefe de la División Investigaciones, comisario inspector Juan Ramos, destacó la importancia de la existencia del grupo que está dedicado exclusivamente a combatir el robo de motocicletas, uno de los delitos más comunes en la Capital y que se ha extendido a otras localidades de la provincia.

"Fue una medida estratégica para atacar este tipo de delitos" señaló.

"Hay un grupo preparado exclusivamente para que se aboquen a la tarea investigativa y esto se ve reflejado porque vienen trabajando y recuperando motos", dijo.

"La finalidad era darle exclusividad a este tema con la intención de lograr identificar a las personas que se dedican a este tipo de delitos", explicó. Ramos mencionó el procedimiento realizado en "San Antonio, departamento La Paz, y que concluyó en El Portezuelo", recordó.