EN LA CÁMARA PENAL DE TERCERA NOMINACIÓN

Ofreció $5.000 para la probation, pero se la denegaron

miércoles, 14 de agosto de 2019 · 02:00

En el ámbito de la Cámara Penal de Tercera Nominación, ayer se realizaron tres audiencias de suspensión de juicio a prueba, más conocida como probation, presididas por el juez Jorge Palacios. De las tres solicitudes para alcanzar este beneficio, no se hizo lugar a un planteo.

Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que un acusado por el delito de “hurto calificado por sustracción de vehículo dejado en la vía pública” había ofrecido $5.000. El 25 de marzo último se habría llevado de manera ilegítima una motocicleta. El imputado contaba con el asesoramiento del abogado Orlando del Señor Barrientos.
Sin embargo, el fiscal Víctor Figueroa se opuso al planteo. Según se informó, el representante del Ministerio Público Fiscal no dio su consentimiento porque, de acuerdo con la investigación, el acusado habría cobrado $7.000 en concepto de rescate del rodado. Ahora, se fijará una nueva fecha de debate y el sospechoso pasará a ocupar el banquillo de los acusados.

Concedidas
En otro orden, un hombre imputado por el delito de “hurto calificado por escalamiento” ofreció $500 para ponerse a prueba y evitar el juicio. El 25 de enero de 2015, en la Capital, se habría llevado una soldadora que después pudo ser recuperada. El acusado contaba con el asesoramiento de la defensora penal oficial Mercedes Morcos. Ante el planteo, el fiscal Hugo Costilla no se opuso y el juez Palacios concedió la probation.

Por último, un hombre imputado por el delito de “robo en calidad de coautor” y patrocinado por el defensor penal oficial Vicente Olmos Morales ofreció $500 para la suspensión del juicio a prueba. El 22 de enero de 2019 se habría llevado una garrafa, en Fray Mamerto Esquiú. En esta ocasión, el fiscal Víctor Figueroa no se opuso y así dio su consentimiento. Dada esta situación, el magistrado hizo lugar a la probation.

La suspensión del juicio a prueba es un derecho que la ley acuerda a ciertos y determinados individuos que han sido acusados formalmente de haber cometido un delito o más que darían lugar a la condena condicional. La idea es que se suspenda el trámite del proceso para que el sospechado cumpla con ciertas pautas de conducta y, una vez cumplidas y transcurrido el plazo de suspensión, se resuelva su desvinculación definitiva. Es decir, queda absuelto. La suspensión del juicio a prueba no se puede conceder para todos los delitos, ni tampoco a todas las personas sospechadas de cometerlos y, además, se tienen que dar varios requisitos. 
El elemento esencial de la suspensión del juicio a prueba es como método de reeducación del sospechoso.