el juez rechazó la prisión preventiva

Ordenan excarcelar a Vuirli Saragusti y le fijan una caución

El sujeto estaba acusado de diez hechos de violencia en contra de dos ex parejas. Para el juez Porfirio Acuña, los abusos sexuales que se le endilgaban no estaban acreditados.
jueves, 11 de julio de 2019 · 04:12

Desde el 4 de abril, Bruno Vuirli Saragusti (33) había quedado detenido tras presentarse espontáneamente en la Comisaría de Santa Rosa, Valle Viejo. Ayer se rechazó el pedido de prisión preventiva efectuado por la Fiscalía por lo que podría recuperar la libertad en las próximas horas, tras más de dos meses de detención.

El juez de Control de Garantías 3, Ramón Porfirio Acuña, no hizo lugar al pedido realizado por los fiscales Myrian López y Hugo Costilla. Le fijó una caución real por 150 mil pesos y le impuso una serie de restricciones.

Fuentes consultadas por El Ancasti confirmaron que la resolución fue emitida ayer a la mañana, lo que provocó sorpresa e indignación en familiares de "Majo" Arias Gibert, la joven fallecida en marzo y una de las víctimas de Vuirli Saragusti (ver relacionado).

El sujeto, de 33 años, había llegado a esta instancia imputado por los delitos de “hurto”, “lesiones leves”, “daños”, “abuso sexual simple”, “violación de domicilio”, “amenazas simples”, “lesiones leves calificadas por haber mediado relación de pareja”, “abuso sexual con acceso carnal” y dos hechos de “coacción”. Las víctimas eran dos ex parejas.
Según señalaron las fuentes, el fundamento principal de la excarcelación fue que no habrían quedado acreditados los abusos sexuales imputados por la fiscalía.

Víctor García, abogado defensor de Vuirli Saragusti, le confirmó ayer a El Ancasti que en las próximas horas se haría efectivo el cumplimiento de la caución por lo que el sospechoso abandonaría el Servicio Penitenciario de Miraflores. 

Las denuncias contra el sujeto salieron a la luz a mediados de marzo, tras la muerte de Arias Gibert, cuya causa fue caratulada como "suicidio", aunque la familia de la joven sostiene que Vuirli Saragusti actuó como instigador.
Las causas estaban dispersas en varias fiscalías y fueron unificadas en la Fiscalía de Instrucción 8, a cargo de Myrian López. A posteriori fue designado como fiscal coadyuvante Hugo Costilla, titular de la Fiscalía de Instrucción 5.

En base a los elementos que surgieron de la investigación y propuestos por la querella, la Fiscalía entendió que había pruebas suficientes para ordenar el arresto del individuo. Luego de realizarse un allanamiento en su casa de San Antonio -en donde no fue encontrado- se presentó espontáneamente junto con su abogado en la comisaría.

El sujeto declaró durante la etapa de indagatoria y denunció que había sido amenazado por familiares de Arias Gibert.