jueves 29 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
RECIBIERON PENAS DE HASTA SIETE AÑOS Y SEIS MESES DE PRISIÓN

Condenados porque “eran una banda organizada bajo un plan común”

Raúl Edgardo Barros, Gustavo Medina y Gabriel Herrera vendían y distribuían drogas en la zona sur de la Capital.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
6 de mayo de 2019 - 04:03 Por Redacción El Ancasti

Raúl Edgardo Barros, Gustavo Medina y Gabriel “Locura” Herrera, el jueves 25 de abril salieron del Tribunal Oral Federal (TOF) esposados y con una condena por cumplir. Los jueces Enrique Lilljedahl, Juan Carlos Reynaga y Adolfo Raúl Guzmán los hallaron culpables en el delito de “tenencia de estupefacientes con fines de comercialización agravada por la participación de tres o más personas”. Barros y Medina fueron condenados a la pena de siete años de cárcel; “Locura” Herrera, a siete años y seis meses, además, fue declarado reincidente por primera vez.

El 31 de marzo de 2017, personal de Drogas Peligrosas desplegó un operativo en la zona Sur de la Capital. El dato con el que contaban daba cuenta que Barros se dedicaba a la venta de estupefacientes en gran cantidad, asociado con personas de su entorno íntimo. Sus ‘socios’ se encargaban de distribuir tanto marihuana como cocaína a llamados “kioscos de droga” de gran parte de la zona Sur de la Ciudad. Para ello se valían de distintos medios de movilidad, como motocicletas, automóviles, en taxis o remises. De acuerdo con la investigación efectuada, la banda iba a abastecerse de LSD (ácido lisérgico), psicofármacos, cocaína de máxima pureza y marihuana en grandes cantidades, a los fines de estirarla y fraccionarla, para luego poder ser distribuida y comercializada.

El operativo se concretó con éxito; se hallaron más de 50 dosis de LSD, poco más de tres kilos de marihuana, 25 gramos de cocaína, una botella que contenía un precursor químico, además de elementos de corte y fraccionamiento, como cuchillas, trozos de nylon y balanzas digitales. “A claras luces hace inferir que toda esta cantidad de droga estaba lista para ser fraccionada y luego salir a ser entregada. Los imputados formaban parte de una banda organizada que se dedicaba al tráfico, comercialización y distribución de sustancias estupefacientes”, indicaron en los fundamentos de los sentencia.

En paralelo a este procedimiento, Herrera fue detenido en cercanías a la casa de Barros. Para los magistrados del TOF, se trasladaba en moto con el objetivo de distribuir poco más de un kilo de marihuana, la cual momentos antes había sido retirada del inmueble de Barros.

Sorpresas

Durante el debate, “Locura” Herrera se reconoció como consumir de cannabis y admitió que aún privado de la libertad fuma marihuana en el Servicio Penitenciario de Miraflores. “Fumo menos que antes”, dijo. Ante esta declaración, el fiscal Federal Rafael Vehils Ruiz solicitó que se remitiera una copia certificada de su testimonio a la Fiscalía Federal a los fines de que se iniciara una investigación. “Un interno del Servicio Penitenciario no puede consumir estupefacientes en su estancia”, consideró. Al mismo tiempo, había advertido que “no es el primer interno que dice lo mismo; no es el primer caso”. 

En la segunda audiencia, un padre se presentó como testigo para declarar por su hijo. “Hubo un inconveniente con el último testigo porque se presentó el padre e inexplicablemente comenzó a narrar cuando él no era el testigo sino el hijo, ofrecido por el Ministerio Público Fiscal (MPF). Vino el hijo y declaró sin ningún inconveniente. Hay que ver qué llevó al padre a hacer todo esto. Debe aclarar porqué tomó esa actitud”, comentó Vehils Ruiz. Al finalizar la jornada fue arrestado por “falso testimonio”.

Además, otros dos jóvenes resultaron absueltos por el beneficio de la duda. Uno de ellos no fue acusado por el fiscal, y el segundo fue absuelto por los magistrados.n

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
Juicio. El Caso Pachao mañana llega a su fin. 

Te Puede Interesar