la denuncia había sido radicada en 2017

Condena de nueve años para un hombre que ultrajó una niña

Los magistrados lo hallaron culpable del delito de “abuso sexual gravemente ultrajante”. El Ministerio Público Fiscal pidió 14 años.
sábado, 25 de mayo de 2019 · 04:10

Antes de que los magistrados de la Cámara Penal de Tercera Nominación deliberaran el veredicto, Acevedo, un hombre de 31 años acusado de haber ultrajado a una niña de nueve años, insistió en su inocencia. Sin embargo, por unanimidad, los magistrados Jorge Palacios, Patricia Olmi y Marcelo Soria lo hallaron culpable del delito de “abuso sexual gravemente ultrajante” y lo condenaron a la pena de nueve años de prisión.

El miércoles último, en la instancia de alegatos, el fiscal Miguel Mauvecín había sostenido la acusación y solicitó una pena de 14 años de prisión. La asesora de Menores, Gabriela Velázquez, adhirió al pedido y el abogado que representaba a la querella, Vicente Andreatta, también estuvo de acuerdo con lo solicitado. Sin embargo, el abogado defensor Roberto Mazzucco se opuso a este pedido y pidió la absolución para su defendido. Los jueces fallaron de acuerdo con lo solicitado por los representantes del Ministerio Público Fiscal y, a la vez, se hizo lugar, aunque de manera parcial, a lo peticionado por la querella.

El debate había comenzado en martes y se desarrolló a puertas cerradas, por tratarse de un delito de instancia privada, a los fines de preservar la identidad de la niña. Fuentes consultadas por El Ancasti indicaron que en la primera audiencia, el acusado prestó declaración y negó ser responsable de la acusación que se le había endilgado. También testificó la niña y se presentaron cuatro testigos. Luego, el Tribunal pasó a un cuarto intermedio. La audiencia continuó el miércoles con los alegatos de las partes y se pasó a cuarto intermedio, hasta ayer, cuando se dio a conocer el veredicto. Luego de escuchar la decisión del Tribunal, fue trasladado al Servicio Penitenciario, en la localidad de Miraflores, Capayán. El hecho había ocurrido en 2017 en un barrio de la Capital.

El abuso sexual en la infancia (ASI) es una de las formas de violencia más extremas hacia niños, niñas y adolescentes. En Argentina, este grupo socialmente vulnerable registra estadísticas escalofriantes. En su gran mayoría, las víctimas son niñas y los victimarios son hombres pertenecientes al círculo íntimo familiar, padre, abuelo, tío o hermano, o cercano, amigos de la familia o docentes.

En materia de prevención de este delito, los expertos recomiendan que chicos y chicas tengan la posibilidad de expresar en palabras todo lo que les sucede. Para ello, resulta fundamental crear espacios de diálogo y aconsejan que los adultos les expliquen que los secretos son información o conocimiento que se reserva, es decir, se guarda de que otros los puedan saber. Los secretos crean un ambiente misterioso alrededor de las personas, pero pueden tener consecuencias  positivas o negativas dependiendo de cómo se sienta quien los guarda. Precisamente ésa es la clave para saber diferenciar los secretos buenos de los secretos malos; por ello se recomienda enseñar a los chicos y chicas a identificar las emociones que siente al guardar un secreto. 

Otras Noticias