miércoles 28 de septiembre de 2022

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
En septiembre del año pasado el ancasti publicó el caso

Le quitaron 8 hermanitos a una anciana que los golpeaba salvajemente

Docentes denunciaron el caso al detectar las heridas en dos de ellos. La Justicia actuó junto con Desarrollo Social.

Alcanzaste el límite de 40 notas leídas

Para continuar, suscribite a El Ancasti. Si ya sos un usuario suscripto, iniciá sesión.

SUSCRIBITE
17 de mayo de 2019 - 04:08 Por Redacción El Ancasti

En un aberrante caso de violencia infantil en Tinogasta, ocho hermanitos de entre 7 y 16 años fueron puestos a resguardo al detectar graves lesiones en su cuerpo y se ordenó una estricta restricción a una mujer de 74 años, quien los tenía a su cargo y quien los habría sometido a constantes golpizas. La Fiscalía de la Quinta Circunscripción Judicial actuó junto con la Subsecretaría de Familia del Ministerio de Desarrollo Social tras una denuncia que daba cuenta de las lesiones en dos de los pequeños. A la septuagenaria se le prohibió el acercamiento y los menores fueron trasladados a esta Capital.

En septiembre del año pasado, El Ancasti publicó el caso tras salir a la luz que docentes llevaron a un niño al hospital de la localidad al detectarles lesiones. En ese momento los médicos dieron aviso a la Policía y desde allí se informó a la Justicia, de cuya área se desconoce su actuación. En ese momento El Ancasti pudo confirmar que quienes tomaron parte en el caso fueron profesionales del servicio local de Protección Integral de los Derechos de Niños, Niñas y Adolescentes dependiente de la Subsecretaría de Familia. Ellos intentaron realizar un seguimiento de la situación de los niños, tarea que les fue difícil realizar porque la septuagenaria se rehusaba a recibirlos.

En aquel momento el niño lesionado quedó internado 5 días y la Policía no habría permitido verlo a la septuagenaria ya que al consultarle sobre las heridas que tenía el pequeño mencionó no saber de ellas. Tras la nota publicada por El Ancasti, sacando a la luz el caso, el 25 de septiembre de 2018, la subsecretaria de Familia del Ministerio de Desarrollo Social de la Provincia, en ese momento Marina Losso, había solicitado que le enviaran informes del caso y que había ordenado entrevistas psicológicas con los menores.

Hoy, a 8 meses de ocurrido aquel hecho, los hechos evidencian que nada se hizo. Los niños continuaron bajo ese sometimiento de violencia pues dos de ellos terminaron nuevamente en el hospital.

Ayer los docentes, apoyados por el área local de asistencia dependiente de la Subsecretaría de Familia, hoy a cargo de María Carrizo, realizaron la denuncia penal. Los niños presentaban serias lesiones, signos de haber sido salvajemente golpeados.
El caso fue puesto en inmediato conocimiento del fiscal de la Quinta Circunscripción Judicial, a cargo del fiscal Jorge Barros Risatti, quien ordenó medidas al instante. Dio intervención a la Subsecretaría de Familia y fijó restricciones a la mujer, la septuagenaria no podrá acercarse a las criaturas.

En paralelo ordenó exámenes psicológicos e informes médicos para determinar la gravedad de las lesiones que presentaban los pequeños y avanzar en la imputación contra la mujer.

Trasladados
En tanto pasado el mediodía de ayer los 8 menores de entre 7 y 16 años fueron contenidos por profesionales y trasladados a esta Capital por orden de la Subsecretaría de Familia.

Tras la denuncia realizada por los docentes, desde Familia se activaron los operadores y una combi se trasladó de inmediato a la localidad para traer a los niños a esta ciudad.

Siempre contenidos, serán controlados en el Hospital de Niños Eva Perón ya que además de las heridas que evidencian en sus cuerpos dos de las criaturas, se busca determinar el cuadro clínico de cada uno.

Una triste historia de abandono y maltrato

Según se pudo conocer, los ocho niños viven desde hace por lo menos seis años con la septuagenaria presuntamente por orden del Juzgado de Familia.
Los pequeños son hijos de una pareja que vivía con la septuagenaria, ya que el padre de los pequeños también fue criado por esta mujer pero no es su madre biológica. 
Hace al menos seis años los padres se marcharon dejando a las criaturas en el lugar. La anciana, tras la intervención de la Justicia, solicitó quedarse con los niños. Aunque eran pequeños, uno de ellos aún con pañales, la Justicia accedió y le entregó la guarda.
A lo largo de estos años versiones y rumores indicaron que los menores vivían con la mujer en extrema vulnerabilidad y hasta se habló violencia, pero nada incidió para que la Justicia revisara la medida. Durante años la anciana habría cobrado un beneficio y siempre fue ayudada por una ONG y vecinos para criar y alimentar a los pequeños lo que evidencia la vulnerabilidad de éstos.

Seguí leyendo
LO QUE SE LEE AHORA
desde enero la osep pago cerca de 20 millones de pesos  al clan bulacio

Te Puede Interesar