“TESTIGO INDISCRETO” EN EL TRIBUNAL ORAL FEDERAL

Se presentó por su hijo, declaró y se pidió su detención

El fiscal pidió la inmediata detención por “falso testimonio”, en el debate por la narcobanda de la zona Sur.
jueves, 25 de abril de 2019 · 04:09

Una nueva ronda de testigos se presentó ayer, en el Tribunal Oral Federal (TOF) en el marco del debate por la supuesta narcobanda de la zona Sur de la Capital, desbaratada en marzo de 2017. En el banquillo de los acusados se encuentran Gabriel “Locura” Herrera, Gustavo “Chueco” Medina, Luis Alejandro Páez, Raúl Edgardo Barros y Facundo Barros Marengo (estos últimos, tío y sobrino), por una infracción a la Ley Nacional de Estupefacientes 23.737.

El debate comenzó el martes y continuó ayer con la segunda y última ronda de testigos. El dato de color lo dio un testigo que se presentó a primera hora. Frente a los jueces Enrique Lilljedahl, Juan Carlos Reynaga y Adolfo Raúl Guzmán Luis Flores comenzó a declarar lo que supuestamente recordaba. Sin embargo, en un momento dado, al constatar las actas pertinentes se advirtió que el número del DNI no podía corresponder con el de la persona que estaba declarando. Flores dio su número de DNI, que era muy distinto al del acta. A la vez, aclaró que su nombre es Luis Américo Flores y que Luis Rafael Flores es su hijo. La citación a debate había llegado a nombre de Flores hijo y en audiencia había declarado lo que su hijo le había comentado en alguna oportunidad.
Ante esta situación, se arbitraron las medidas para que el joven Flores se presentara en el TOF. Pasado el mediodía, Flores hijo se presentó y se constató no solo sus datos de filiación sino también que lo declarado oportunamente en la etapa de inscripción estaba firmado de su puño y letra.

Al cierre de la audiencia, el fiscal Federal Rafael Vehils Ruiz solicitó la inmediata detención para el ‘testigo indiscreto’ Luis Américo Flores (padre), por el supuesto delito de “falso testimonio”. Los magistrados del TOF hicieron lugar a esta solicitud.

“Hubo un inconveniente con el último testigo porque se presentó el padre e inexplicablemente comenzó a narrar cuando él no era el testigo sino el hijo, ofrecido por el Ministerio Público Fiscal (MPF). Vino el hijo y declaró sin ningún inconveniente. Hay que ver qué llevó al padre a hacer todo esto. Debe aclarar por qué tomó esa actitud”, comentó Vehils Ruiz.

El debate pasó a un cuarto intermedio y se reanuda hoy con los alegatos. El Ministerio Público Fiscal es representado por Vehils Ruiz y la defensa está integrada por los abogados Luciano Rojas, defensor de Luis Alejandro Páez; Pedro Vélez en representación de Gustavo "Chueco" Medina y Facundo Barros Marengo, Estanislao Reinoso Gandini y Luis Armando Gandini, defensores de Raúl Edgardo Barros y el defensor oficial Hugo Vizoso, por Gabriel "Locura" Herrera.

Sorpresa

En la primera audiencia, “Locura” Herrera se reconoció como consumidor de marihuana y también deslizó “fumo menos que antes”. El fiscal insistió en saber si se encuentra privado de la libertad en el Servicio Penitenciario y el acusado dijo que sí. De esta manera, admitió que dentro del Penal consume marihuana porque quienes le proveen “son los mismos presos”.

“El martes uno de los imputados dio la noticia criminis de que consumía marihuana, suministrada por los mismos internos. El MPF ya pidió la copia certificada de la extracción de su declaración y se girará a la Fiscalía Federal para que se inicie la investigación correspondiente porque obviamente un interno del Servicio Penitenciario no puede consumir sustancias, salvo que alguien se la provea. Si le llega droga a los internos, algo falla”, advirtió.

El 31 de marzo de 2017, tras una larga investigación, para la Dirección de Drogas Peligrosas de la Policía caía una de las narcobandas más importantes de la Capital. Sus integrantes trabajaban con la modalidad de delivery, luego de contactar a sus clientes. En el lugar, se secuestró seis kilos de marihuana, 200 dosis de LSD y más de 100 gramos de cocaína de máxima pureza. Además, se incautaron dos balanzas digitales, elementos para fraccionar la sustancia estupefaciente, varios teléfonos celulares y tres motocicletas.

Otras Noticias