Fue absuelto por el beneficio de la duda

El castigo al acusado de violento podría dañar más a la mujer

La mujer, que tiene una discapacidad motriz y un padecimiento de salud mental, aseguró que él la cuida, se ocupa de la casa y de su medicación.
lunes, 22 de abril de 2019 · 04:03

Gabriel había llegado a la Cámara Penal de Segunda Nominación, acusado por los delitos de “privación ilegítima de la libertad agravada”, “amenazas calificadas por el uso de armas”, “lesiones leves calificadas por la relación de pareja” y “coacción agravada por el uso de arma”, todo en concurso real. Los hechos habían sido cometidos contra su pareja, entre septiembre de 2017 y marzo de 2018. Pese a la imputación y al contexto de violencia de género en el que presuntamente se encontraba, el Tribunal, integrado por los jueces Rodolfo Bustamante, Luis Guillamondegui y Jorge Álvarez Morales, lo absolvió, lisa y llanamente, por los hechos segundo y cuarto y, por el beneficio de la duda, por los hechos primero y tercero. 

‘Laura’, su pareja, había declarado en debate que “inventé esas cosas que no son porque estaba con rabia, enojada y con celos. No quiero que le pase nada a él. Tengo una bebé y él me ayuda. Me criaron mis abuelos, ellos fallecieron y quedé sola. Él construyó la casa donde hoy vivimos, ya está terminada, con el dinero de la pensión compramos el terreno y los materiales. Con mi familia tengo poca relación. Todos los hechos los inventé por celos, me imagino cosas que no son, soy muy celosa, debería hacerme tratar. A las lesiones me las hice yo, él no me golpeó”. 

La joven había contado que en 2015, tras un siniestro vial, quedó con una discapacidad motriz: no puede mover el brazo ni la mano izquierda. Además, le diagnosticaron esquizofrenia y epilepsia. Dadas estas circunstancias, ‘Laura’ requiere una atención acorde con su situación. La privación de la libertad de su pareja –sostén de la familia- la colocaría en una situación de vulnerabilidad social.  

“No puedo hacer las cosas yo sola, él me ayuda en todo. Pido que no sea condenado, no pasó nada, nunca me hizo nada. Los libero de responsabilidad si me pasa algo. Soy muy celosa, me imaginaba cosas porque él no estaba conmigo. Él trabaja, ayuda en un comedor, tiene un título. Hoy estamos muy bien con nuestra bebé de cuatro meses”, aseguró.

Gabriel contó a los jueces que a su pareja la ayuda en su vida diaria, con la rehabilitación, lavándole la ropa, ayudándola a bañarse, efectuando trámites en la obra social y gestionando los turnos en el hospital, además de suministrarle la medicación. 

“Entrando a valorar el material probatorio, adelantamos que los delitos precisados no pueden prosperar al concurrir duda sobre distintas circunstancias fácticas que rodearon a los incidentes juzgados”, se advirtió en los fundamentos del fallo.

El pasado 15 de marzo se dio a conocer el veredicto y luego de pronunciarse el fallo, el Tribunal le recomendó que “trate de tener una buena relación con su pareja, que a través del diálogo respetuoso todo puede llegar a solucionarse. Es importante esto para que usted prevenga problemas a futuro”. Fuentes judiciales consultadas por El Ancasti remarcaron que una condena de cumplimiento efectivo pondría a esta mujer en una situación de vulnerabilidad social, dado que el joven representa un pilar fundamental en su vida. En este caso particular, el castigo sería mucho más perjudicial para la joven madre y su bebé, quienes se verían desprovistas del sostén familiar.n

Otras Noticias