Inseguridad en rosario

Discutió con motociclistas y la mataron de dos disparos

Les pidió que circulen más despacio y eviten realizar maniobras peligrosas. Le dieron un tiro en la cabeza.
domingo, 21 de abril de 2019 · 04:03

ROSARIO- El horror se apoderó nuevamente de Rosario cuando una mujer fue asesinada de un balazo en la cabeza por uno de los dos motociclistas, con los que instantes antes había discutido porque circulaban a alta velocidad por la zona Oeste de la ciudad.
Se trata de la tercera víctima de una seguidilla de crímenes cometidos en territorio rosarino en un lapso de apenas 18 horas, esta vez, la víctima fue Soledad Sotelo (32 años). Antes, delincuentes asesinaron al taxista Mario Esusy (61) para robarle y al joyero Miguel Ángel Gómez (55).

Sotelo recibió un tiro en la cabeza que le produjo la muerte a poco de ser asistida en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, tras ser atacada por uno de los dos motociclistas a los que instantes antes había increpado por la alta velocidad a la que circulaban y las maniobras temerarias con las que casi ocasionaron un accidente de tránsito.

Según el portal clarin.com ocurrió cerca de las 20 del jueves en Alsina al 2800, del barrio San Francisquito, cuando la mujer estaba sentada en la vereda de su casa con su madre.

En ese momento, dos hombres a bordo de una moto pasaron velozmente por el lugar y realizaron algunos movimientos peligrosas con el vehículo que casi provocaron un accidente, motivo por el cual Sotelo les reprochó vehementemente la imprudencia.
Instantes después, los motociclistas regresaron y uno de ellos le disparó a la cabeza y escapó con su cómplice.

El 31 de diciembre, Soledad Sotelo publicaba un mensaje en Facebook en el que agradecía "estar viva, tener una familia y dos hijos sanos" que daban sentido a todo. No pedía demasiado: un 2019 "mejor" y "más esperanzador para el futuro de nuestros hijos".
Sotelo tenía dos hijos de 5 y 7 años. Una nena y un nene. El jueves a la noche fue junto a los chicos y su esposo a la casa de sus padres. El plan era ayudarlos a pintar el frente de la vivienda, en el Pasaje Sugasti al 3800, en el barrio San Francisquito.
Miguel Sotelo, padre de la víctima, contó a Canal 3 detalles del feroz ataque. "Mi hija le dice 'Eh, loco, casi me chocás'. Más por los pibes, por los dos chicos. Se vuelve el tipo y mi yerno se pone a discutir con él. 'Me tocás un hijo y te mato'", le dijo el esposo de Soledad.

La investigación quedó a cargo de la Fiscalía de Homicidios Dolosos de Rosario, con intervención del Gabinete de Criminalística de la Policía de Investigaciones (PDI), que llevaba adelante una pesquisa para tratar de identificar y localizar a los atacantes, por el momento prófugos. En el barrio señalaban a un grupo de jóvenes que se reúne en un domicilio y que en los últimos tiempos tienen atormentados a los vecinos.

Pocas horas antes, cerca de las 12, en pleno centro de Rosario fue asesinado el joyero Gómez en el interior de su local, donde fue encontrado por su hija con un corte en el cuello. El hecho ocurrió en la joyería situada en Mendoza al 900, y la principal hipótesis es que lo atacó alguien que lo conocía, ya que al fiscal de la Unidad de Homicidios Dolosos de Rosario, Adrián Spelta, le llamó la atención que la víctima no tuviera signos de defensa.

El mismo fiscal debió intervenir en otro asesinato cometido en Rosario: el del taxista Esusy, atacado de un balazo en el tórax durante un intento de robo en la zona noroeste de la ciudad en la madrugada del jueves.

El taxista fue atacado alrededor de la 1.30 en la calle Casilda al 2000, cuando fue a buscar a un pasajero que había solicitado el servicio. A raíz de ese crimen, el Sindicato de Peones de Taxi de la ciudad declaró una huelga por 24 horas para reclamar más seguridad.

Otras Noticias