Esta mañana

Docente fue condenado a 4 años y 2 meses de prisión por el trágico accidente

Esta mañana se conoció la pena contra Christian Antonio Bambicha, quien permanecerá libre hasta que la sentencia quede firme. En el hecho fallecieron tres personas.
lunes, 25 de marzo de 2019 · 13:03

El Juzgado Correccional 1, a cargo del juez Marcelo Miguel Forner, se expidió esta mañana en relación al caso contra el docente Christian Antonio Bambicha, quien fue encontrado culpable y condenado a 4 años y 2 meses de prisión efectiva por el delito de "homicidio culposo agravado por la conducción imprudente y antirreglamentaria de un vehículo automotor y por la cantidad de víctimas fatales”. 


La pena fue plenamente coincidente con la solicitada por el fiscal Alejandro Dalla Lasta en sus alegatos, ya que también se inhabilitó a Bambicha a conducir cualquier tipo de vehículo por el lapso de nueve años. 


El ahora condenado, quien permanecerá libre hasta que la sentencia quede firme, hizo uso de la última palabra y pidió perdón a los familiares de las víctimas, quienes se encontraban en el recinto esperando la sentencia. 


El hecho ocurrió en la madrugada del 9 de junio del 2012, en la ruta provincial 1, a unos 300 metros del camping de La Carrera, donde perdieron la vida Jésica Ponce, Romelio Agüero y Rodolfo Doria, todos docentes, al igual que el imputado, quienes regresaban de Las Chacritas, de una asamblea de cargos.


Bambicha circulaba al mando de un automóvil Chevrolet Corsa de color blanco y tras perder el control del rodado chocó violentamente contra un árbol. Según la pericia accidentológica se conducía a una velocidad mínima de 115 kilómetros por hora. Asimismo, el informe pericial agrega que tenía 1 gramo de alcohol en sangre.
 

La comprensión de una de las madres de las víctimas 

Aida Campos, madre de Romelio Agüero, única familiar que se constituyó en querellante durante el debate, brindó sus sensaciones tras la condena de Bambicha y pidió la protección divina para él. 


En relación a la pena, dijo que “nada devuelve la vida de mi hijo, ni la prisión, ni una suma de dinero, nada. Era una persona muy buena, noble, muy valorable”. 


Pero pese al dolor que siente, también fue capaz de comprender el dolor del acusando y lo reflejó afirmando: “Yo creo que algo debe sentir porque es un ser humano. Aparte por lo que escuche es creyente. Yo soy muy creyente y pido para él también la protección divina porque está sufriendo y también merece que Dios lo acompañe. Pese a lo que pasó, como madre entiendo su sufrimiento y espero que Dios esté con él”. 
 

Otras Noticias