Informe especial

Psicofármacos

Alto consumo y nueva modalidad delictiva
lunes, 2 de diciembre de 2019 · 02:12

Los secuestros de más de 10.000 psicofármacos en dos procedimientos realizados la semana pasada puso en el tapete una realidad preocupante: el altísimo consumo de pastillas en niños, adolescentes y mayores, y la nueva modalidad delictiva.
Así lo señalan desde el área Salud y desde la Policía de la provincia, quienes conviven con esa realidad día tras días. Por su lado desde la Justicia, el Juez Federal Miguel Ángel Contreras, señaló que es una sumatoria de elementos, entre ellos la lucha que se hizo y se hace contra el narcotráfico complica el ingreso de las drogas tradicionales, lo que estima que causó el cambio de las sustancias a comercializar. 

Entre el miércoles y el jueves la Gendarmería Nacional realizó dos procedimientos. Uno de ellos en la terminal de ómnibus, en donde se secuestraron 10.000 dosis de psicofármacos que eran trasladados en un ómnibus de transporte de larga distancia. Tras el hecho, cinco personas quedaron detenidas, integrantes de una banda que los comercializaba. 

Asimismo, el jueves a la noche, la misma fuerza federal realizó un operativo en la ruta nacional Nº38, en La Merced, Paclín y secuestraron 1.700 pastillas más a dos hombres que las transportaban en un auto. Si bien en un primer momento se sospechó que se trataría de la misma banda, después se determinó que no. Por lo que se investigan dos líneas distintas que comercializaban los psicofármacos en esta ciudad.

Sobre esos procedimientos, los secuestros de las pastillas y la "nueva modalidad delictiva" se refirió el Juez Federal en diálogo con El Ancasti. 

La aparición de esta nueva modalidad tiene que ver con que está un poco "seca" la plaza en la que se movían las drogas tradicionales, la marihuana y la cocaína.

"De acuerdo a nuestras investigaciones, podemos decir que ese tipo de sustancias ya no se mueve con la libertad ni en la cantidad que se lo hacía antes y por variados motivos", puntualizó Contreras. 

"Uno de ellos es precisamente los altos costos que tiene esa mercadería que ya no ingresa con tal facilidad porque toda ésa gente se maneja con moneda extranjera. Tampoco circulan las cantidades que circulaban y también en cuanto a calidad y cantidad de la mercadería dado que muchas de las personas que estaban involucradas en el tráfico están detenidas, encarceladas", remarcó.

"Todas son cuestiones que contribuyen a que a la provincia en cierto modo, no puedo decir blindaje porque me parece exagerado, pero si nos consta por nuestras investigaciones, por las declaraciones de la propia gente detenida, que a Catamarca no les gusta mucho entrar por variadas razones que tienen que ver con el control, con el celo que se ha puesto en las fuerzas investigativas en la lucha contra el narcotráfico", resaltó el juez.

Todos son factores y "elementos de juicios que juntos limitan un poco la circulación de las entonces drogas tradicionales, y esa misma limitación trae como consecuencia que se apele a métodos que son en cierto modo más fáciles de trasladar, comprar o acceder como son los psicofármacos y por lo tanto ello trae como consecuencia el incremento de la actividad que tiene por objeto este tipo de sustancia", puntualizó Contreras.

En paralelo, señaló que se continúa trabajando y con distintos lineamientos para hacer a la nueva modalidad delictiva.
 
Farmacias

Por su lado, Ruth Lorenzo, presidente del Colegio Farmacéutico, se refirió a la situación y no dudó en señalar la existencia de un "mercado negro".

"El control de las farmacias la realiza el Ministerio de Salud. En farmacias solo se vende con recetas. No he tenido conocimiento que hay denuncias sobre eso. Yo siempre sostuve que las pastillas no salen de las farmacias. Hay un mercado negro porque el mercado de las farmacias está controlado", sintetizó. 

Niños a partir de los 10 años, consumidores

Se reciben niños que consumen este tipo de pastillas y que lo hacen con alcohol. Después esta el del otro nivel que tienen poder adquisitivo mayor y que entra en el circuito del consumo de cocaínas y otras sustancias. Llegan al hospital en su mayoría traídos por la policía que los encuentra en la vía pública, los traen y acá se activa un protocolo. El chico es desintoxicado y luego se estructura todo una red de contención. Lo que sí es muy significativo el poco apego al tratamiento posterior, no lo hacen. Cada vez a niños de más corta edad, pero la franja mayoritaria es a partir de los 10 años. En los últimos 10 meses tuvimos atenciones por consumo de sustancia alrededor de 80 casos. Esto es una consulta por semana que es elevado y más allá de los números totales, si hay un chico ya tiene que ser significativo para actuar. El mensaje es que si el hospital está actuando es porque llegó tarde, si uno quiere revertir esta situación se debe actuar en la prevención”.

Más violencia para enfrentar a la Policía 

En arrestos, aprehensiones e identificación de personas por distintos tipos de hechos el personal policial se encuentra con personas que están bajo efectos de sustancias y en varios de los hechos se han secuestrados psicofármacos", puntualizó el Jefe de Policía Orlando Quevedo. "Las personas que consumen este tipo de sustancias evidencian mucha fuerza y a su vez le inhiben el dolor, y no siente. Hacen una mezcla de psicofármacos con alcohol y  esos los potencia. Se han realizado arrestos en casos de violencia de género donde el agresor estaba bajo un consumo de ese tipo de pastillas. En hechos de robos los policías se han encontrado con personas de contextura delgada que se lastimaban rompiendo vidrios para entrar a robar y no sentían dolor y además enfrentaban. Es difícil para reducirlos. Nos enfrentamos a esa realidad".

Otras Noticias