Crimen de enrique peñaflor

Los hermanos sospechosos negaron los hechos

Tendrían pruebas que desacreditarían los dichos de Gerez, sobre su participación en el asesinato.
lunes, 18 de noviembre de 2019 · 02:02

Los hermanos Jesús Osmar Pinto (47) y Daniel Ramón Pinto (38), detenidos en el marco de la investigación del crimen del pequeño productor ganadero catamarqueño Enrique Peñaflor, declararon y negaron haber estado en la ciudad de Frías la semana en que se produjo el asesinato. 

Fuentes vinculadas a la causa informaron que los dos hombres desconocieron la vinculación que les atribuyó el principal sospechoso por el crimen, Saúl Gerez (74) con otros dos implicados con quienes habría organizado y concretado el asesinato. La causa inició el 8 de agosto cuando el cuerpo de una persona calcinada fue hallado en la caja de una camioneta Ford F100, en un paraje ubicado al Norte de la ciudad de Frías, camino a Brea Chimpana, a pocos metros de la actual ruta nacional 157, en la provincia de Santiago del Estero. Las pericias preliminares, además de la autopsia, no lograron establecer en un primer momento la identidad del muerto porque los restos habían sido incinerados. 

A principios de septiembre un estudio de ADN confirmó que se trataba de Enrique Peñaflor. Pero desde un inicio la investigación a cargo del fiscal Coordinador de la Circunscripción de Frías, Gustavo Montenegro, y la fiscal Belén Pan, tuvo como principal premisa de que se trataba de Peñaflor, ya que la camioneta le pertenecía. 
En este marco y con la colaboración de la Justicia y la Policía de Catamarca se realizaron una serie de procedimientos y a la fecha, la causa cuenta con cinco personas detenidas y una en libertad, vinculada a la prosecución de la investigación. 

A fines de octubre y tras presiones por parte de la familia Peñaflor,  Geréz -quien era compadre de Enrique Peñaflor y actualmente está con prisión domiciliaria por enfermedad-, efectuó una declaración frente a la fiscal interviniente y la defensora y vinculó directamente a los hermanos Pinto con el hecho de sangre. 

Poco después, Jesús Pinto fue detenido en un allanamiento efectuado en una vivienda de barrio Sumampa, en Frías mientras que Daniel  Pinto fue aprehendido en Los Morteros, departamento El Alto. 
Los hermanos habrían actuado conjuntamente con los otros dos detenidos, Lindor Alfredo Rodríguez (55) -policía retirado-, y Claudia Viviana Pereyra (51), docente en el departamento Choya y esposa de Rodríguez; quienes están con prisión preventiva en el marco de la causa. 

Los Pinto, quienes cuentan con el mismo patrocinio legal de Pereyra y Rodríguez, aseguraron que cuentan con elementos suficientes como para desacreditar la versión de Gerez, que serían aportados próximamente en la Justicia santiagueña. 
La sexta persona vinculada a la causa, es Nicolás Miguel Vega (49), quien fue arrestado poco después del hallazgo del cadáver, a mediados de septiembre quedó en libertad aunque quedó vinculado a la prosecución de la causa.
Audiencia suspendida

El 6 de noviembre la Cámara de Apelaciones y Control en lo Penal de Santiago del Estero suspendió hasta nuevo aviso la audiencia que definiría la situación procesal de Rodríguez y Pereyra, ante un pedido de la defensa solicitando  que todos los imputados sean trasladados desde Frías a la ciudad Capital santiagueña. Desde el entorno familiar de Peñaflor manifestaron su conformidad con el avance de la investigación y el accionar de la Justicia, y se mostraron preocupados por la falta de definición de la Cámara de Apelaciones.

Otras Noticias