Detuvieron a la novia del delincuente

Un anciano mató a un delincuente que quiso robarle en su ferretería

sábado, 12 de enero de 2019 · 04:00

Un anciano de 88 años mató a un ladrón a cuchilladas al resistirse al robo de su ferretería de la localidad bonaerense de San Fernando, en un hecho en el que fue detenida la novia del fallecido, quien se encontraba en la puerta del comercio haciendo de "campana".

El sangriento episodio ocurrió el domingo a la mañana, aunque recién trascendió ayer, en una ferretería ubicada la calle Arnoldi al 1.600, de esa localidad del norte del conurbano bonaerense. En determinado momento, un joven de 28 años ingresó al comercio, que era atendido por su propietario, identificado como Juan Bautista, de 88 años. El joven intentó asaltar al comerciante, mientras su pareja permanecía fuera del comercio actuando como "campana".

En ese contexto, el ladrón lo amenazó con un cuchillo al comerciante para exigirle que entregara el dinero que tenía en la caja registradora.
Sin embargo, el ferretero se resistió al robo y comenzó a forcejear con el ladrón, al que consiguió desarmar y atacó con su propio cuchillo.

Los voceros policiales consultados indicaron que el anciano apuñaló al delincuente primero en el pecho y le provocó después otro corte en el cuello que le provocó la muerte prácticamente en el acto.
Inmediatamente arribaron al lugar efectivos de la comisaría 1ra. de San Fernando quienes hallaron muerto al sospechoso, identificado como Cristian Pirola, mientras que a pocos metros de la ferretería apresaron a la novia de éste, Verónica Francisca, de 31 años, acusada de actuar de "campana" durante el asalto fallido. El hecho es investigado por personal de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) de San Fernando en turno en el Departamento Judicial San Isidro.

Bernal
En tanto un hombre murió tras ser salvajemente golpeado delante de su familia por delincuentes que ingresaron a robar a una casa de la localidad bonaerense de Bernal. El fatal episodio ocurrió en las últimas horas en una casa de la calle Avellaneda al 100, de esa la localidad del partido de Quilmes, al sudeste del Gran Buenos Aires. Un grupo de delincuentes irrumpió violentamente en la vivienda y sorprendió a los integrantes de la familia, quienes se encontraban durmiendo. Los ladrones los encerraron en una habitación, los maniataron y los golpearon con brutalidad. Cuando la policía llegó al lugar el dueño de la propiedad, un hombre de 51 años, ya estaba muerto.n