PURGARÁ UNA PENA DE 10 AÑOS DE PRISIÓN

Abusó de ella desde niña, lo reconoció, pidió perdón y fue condenado

Sobre el acusado pesaba una fuerte imputación por ultrajar de una chica durante siete años.
miércoles, 05 de septiembre de 2018 · 04:30

Desde que tenía 11 años una niña era abusada por un familiar. Abusó de ella hasta que cumplió los 18 años y luego, poco tiempo después, ella se animó a denunciarlo, cuando tenía 20 años. Si bien lo denunció en 2016, en mayo de 2017 su abusador fue privado de la libertad. Fue imputado por los delitos de “abuso sexual gravemente ultrajante” y “abuso sexual con acceso carnal por cualquier vía calificado por la situación de convivencia preexiste continuada”. 


Fuentes judiciales indicaron que el acusado confesó los hechos, pidió perdón “a la chica”, a su pareja, hijos y familia. Aunque no se constató el vínculo entre víctima y victimario, dado que no tendrían el mismo apellido ni se presentaron pruebas de ADN, se aclaró que se trató de un abuso sexual intrafamiliar. 


El fiscal Víctor Figueroa pidió una pena de 10 años de prisión, en tanto que el abogado defensor, Pedro Vélez, solicitó nueve. Luego de deliberar, los jueces Marcelo Soria, Jorge Palacios y Patricia Olmi dieron a conocer el veredicto: culpable y lo sentenciaron a la pena de 10 años de cárcel.

Secretos de familia
En ocasiones, los integrantes de una familia pueden tener conocimiento sobre una situación de abuso en la misma casa pero prefieren callar. Los especialistas explicaron que la familia es un factor fundamental para que la persona pueda viabilizar su demanda personal y su reclamo de lo que tenga que transitar, señalaron. “Por lo general, el abuso sexual es mayormente intrafamiliar, por lo cual hay otros intereses creados. A veces lo económico también es un punto donde, metafóricamente, se sacrificaría a ese miembro, supuesta víctima del delito de abuso, para evitar que ese dador económico y supuesto abusador, como podría ser un padre, vaya a la cárcel y, por lo tanto, el resto de la familia se quede sin el sostén económico. Es un ejemplo, no digo que pase en todos los casos. Cada caso es único pero la familia es un espacio fundamental para abrir o cerrar la posibilidad de la palabra”, advirtieron. 


Los abusos sexuales infantiles (ASI), de acuerdo con estadísticas de UNICEF, en su mayoría son perpetrados por personas adultas del círculo íntimo de la niña, niño o adolescente víctima. Lastimosamente, es una forma de violencia que, dada la frecuencia y permanencia en el tiempo, se convierte en cotidiana. Estudios afines al ASI indicaron que en Argentina se estima que uno de cada cinco chicos son abusados por un familiar directo. Para poner freno, la denuncia es fundamental.

Otras Noticias