En denuncias por violencia intrafamiliar

Se incrementan los pedidos de exclusión

De nueve presentaciones seis son con solicitud de exclusión de la pareja o ex pareja.
sábado, 01 de septiembre de 2018 · 04:06

La Unidad Judicial Especial de Violencia Familiar y Género, ubicada en Maximio Victoria 118 de la Capital recibe entre ocho y 12 denuncias diarias de personas que, afectadas por hechos de violencia intrafamiliar o doméstica, se encuentran en situación de especial vulnerabilidad. Por ejemplo, según fuentes judiciales, el miércoles fueron radicadas nueve denuncias vinculadas con esta temática y en seis de ellas, los denunciantes solicitaron a la Justicia la exclusión del hogar de sus denunciados. 
De las otras tres presentaciones, una fue realizada contra un hombre por “impedimento de contacto”.

La segunda, fue efectuada por la ex pareja de un hombre con quien tuvo tres hijos, quien la noche anterior se presentó al domicilio de la denunciante para ver a sus hijos y la agredió verbalmente. Y la tercer denuncia, donde no se pide la exclusión, fue radicada por la ex pareja de un hombre, con quien comparte domicilio y tiene una hija, con quien el miércoles al medio día se generó una discusión durante la cual le profirió amenazas. 

Las otras seis presentaciones tienen en común que los denunciantes poseen hijos en común con sus denunciados con quien en todos los casos conviven bajo un mismo techo. En su mayoría se trata de ex parejas. En cuatro denuncias las víctimas informaron que fueron agredidas físicamente, y en otras cuatro la agresión fue verbal. 

En diálogo con El Ancasti, Eduardo Assad, codelegado de la Unidad Judicial Especial, consideró que los niveles de violencia doméstica se incrementan cuando hay problemas económicos, y que la situación actual amerita poner más cuidados en lo que sucede "porque este tipo de situaciones afecta mucho las relaciones intrafamiliares". En este marco, sostuvo que "la situación de irritabilidad por no llegar con el dinero a fin de mes, o porque un integrante  de la familia se quedó sin trabajo" puede ser un disparador de hechos de violencia que sin embargo, obedecen a múltiples factores que deben ser evaluados detenidamente. 

Explicó que a las víctimas siempre se les pregunta si desean solicitar la exclusión del presunto violento, y aseguró que la Unidad recibe acusaciones en las que las propias víctimas solicitan la exclusión antes de que el sumariante le consulte si contempló esta posibilidad. 
Además, comentó que "muchas veces las mujeres piden  la exclusión porque cuando llega a denunciar han atravesado un camino de violencia o situaciones que se tornan intolerables".  También, remarcó que suelen darse casos en los cuales cuando la víctima pide excluir a su pareja, argumenta que llegó a ese extremo por un insulto, "pero hay que ver lo que le pasó anteriormente". 
Indicó que un insulto por sí solo no justifica la exclusión y destacó que "si hay un acto de violencia física de por medio, lo más probable es que el Juzgado de Familia interviniente disponga la exclusión y después se evalúe el tiempo que  durará, que puede ser de 30, 60 o 90 días, como referencia".

Hizo hincapié en que el pedido de exclusión es elevado al Juzgado de Familia que ordena realizar la evaluación de una serie de elementos y del hecho denunciado para otorgar la exclusión. "También,  se tienen en cuenta los antecedentes previos, si hubo denuncias anteriores y sobre todo, hay peligrosidad inminente para la víctima y para quienes la rodean o conviven, que en la mayoría de los casos son los hijos que tienen en común", manifestó. 

En cuanto a las restricciones, señaló que se trata de medidas dispuestas en la inmensa mayoría de los casos porque tienen un carácter preventivo. Sin embargo, indicó que "puede ser que se disponga una restricción y no una exclusión. O también se puede dar una exclusión con restricción del tipo que se considere necesario, siempre en función de las características de cada caso". 

Dijo que a partir de la restricción puede ser que se la Justicia solicite tratamiento psicológico para el acusado de ejercer violencia, quien posteriormente deberá ser evaluado para determinar si se deben modificar las medidas dispuestas y si está en condiciones de regresar a su hogar.

El abogado consideró que "se está haciendo común que la gente solicite la exclusión", no solamente en la Capital, sino también en los departamentos que componen la Primera Circunscripción Judicial, que abarca desde Capayán y Ambato hasta el departamento Santa Rosa.  

En este sentido, explicó que las víctimas viajan a la Capital a radicar su denuncia en la Unidad, porque consideran que las presentaciones hechas en las sedes policiales no les trajeron soluciones o porque necesitan más celeridad en el tratamiento de su situación particular. 

Otras Noticias